NaPro TECNOLOGÍA

 Autor: Guillermo J. Avendaño

ÍNDICE

 

  1. Introducción
  2. Avances tecnológicos
  3. NaPro Tecnología (NPT)
  4. Beneficios
  5. Tratamiento Efectivo
  6. Aspectos Bioéticos
  7. Conclusión
  8. Bibliografía y Notas

 

  1. Introducción

“El gravísimo deber de transmitir la vida humana ha sido siempre para los esposos, colaboradores libres y responsables de Dios Creador, fuente de grandes alegrías aunque algunas veces acompañadas de no pocas dificultades y angustias”,[1] comienza el papa Paulo VI la encíclica Humanæ Vitæ dando un gran paso en el magisterio de la Iglesia sobre la tranmisión de la vida humana. También dirigiéndose a los científicos, expresa: “ Queremos ahora alentar a los hombres de ciencia, los cuales pueden contribuir notablemente al bien del matrimonio y de la familia y a la paz de las conciencias si, uniendo sus estudios, se proponen aclarar más profundamente las diversas condiciones favorables a una honesta regulación de la procreación humana".[2]

 

  1. Avances tecnológicos

Estas palabras retumban actualmente ya que en  los últimos 50 años, una oleada de tecnología reproductiva ha revolucionado la práctica de la Obstetricia y la Ginecología. Primero, los anticonceptivos hormonales efectivos se pusieron a disposición del público en la década de 1960 y, desde su debut, se han utilizado para evitar los embarazos y tratar casi todas las anormalidades ginecológicas; en segundo lugar, en los últimos 30 años, la infertilidad se ha manejado en gran medida utilizando tecnologías de reproducción asistida (TRA), principalmente inseminación intrauterina (IIU) recurriendo a la fertilización in vitro (FIV) cuando esta inseminación falla. Como resultado, el modo operativo de  la Ginecología convencional ha sido suprimir o sustituir el ciclo de fertilidad de la mujer.

 

  1. NaPro Tecnología (NPT)

Médicos y pacientes que objetan el uso terapéutico de anticonceptivos hormonales con el argumento de que someten a los pacientes a un tratamiento ineficaz de los síntomas en lugar de tratar su enfermedad subyacente y que se oponen moralmente al enfoque de las TRA para la infertilidad debido a que rompen el acto amoroso de las relaciones matrimoniales, el único contexto digno de la concepción de un nuevo ser humano, ahora puede seguir un enfoque alternativo que concuerde con sus conciencias. NaProTECHNOLOGY (un acrónimo de tecnología de procreación natural) es una ciencia de la salud de la mujer que abarca una aplicación médica y quirúrgica única de ginecología. La base de la NPT es el Creighton Model FertilityCare System-NaPro TechnologyⓇ (CrMS), creado por el Dr. Thomas Hilgers en la escuela de Medicina de la Universidad Creighton, USA, un medio singular y estandarizado para monitorear los diversos patrones del ciclo menstrual y de fertilidad de la mujer para la regulación natural de la fertilidad.

Debido a que la NPT considera la infertilidad como un síntoma más que como una enfermedad, busca diagnosticar y tratar las causas subyacentes de la infertilidad para que la pareja pueda concebir con mayor éxito dentro de sus propios actos sexuales, especialmente durante las relaciones sexuales centradas en el día pico. Los protocolos de infertilidad de NPT dependen de datos de gráficos específicos de la paciente. Algunas observaciones durante el ciclo de fertilidad: moco seco, limitado o continuo; fase post-pico corta o variable; manchado premenstrual o sangrado son signos externos de posibles procesos subyacentes de la enfermedad.

Una interpretación médica de estas observaciones anormales de CrMS conduce a una evaluación bioquímica y hormonal dirigida, que a su vez identifica disfunciones de órganos diana: disminución de la producción de moco cervical estrogénico, sangrado o manchado intermenstrual, fases lúteas cortas o variables y niveles subóptimos de las hormonas ováricas (estrógenos o progesterona). Los tratamientos comunes para estas patologías incluyen inducción o estimulación de la ovulación, medicamentos para mejorar el moco cervical y soporte hormonal en la fase lútea. Cuando se utilizaron estos enfoques médicos de infertilidad del TNP en un estudio de 1,239 parejas infértiles, dieron como resultado una tasa de nacimientos vivos similar a la de los tratamientos de cohorte con ART.[3] En muchos casos, las aplicaciones médicas de NPT son suficientes para tratar la infertilidad con éxito; en otros casos, también se requiere intervención quirúrgica.

 

  1. Beneficios

La NPT quirúrgica es una forma especializada de cirugía ginecológica cuyo objetivo principal es reconstruir el útero, las trompas de Falopio y los ovarios. La resección de la cuña ovárica (extirpación quirúrgica de una porción de un ovario agrandado para restaurar su tamaño normal), por ejemplo, es efectiva en la curación de los ovarios poliquísticos (lo que contribuye al tratamiento a largo plazo de algunas de las anormalidades del ciclo endocrino y menstrual asociadas con la poliquistosis ovárica). También le brinda a la paciente una probabilidad del 70 por ciento de embarazo, es decir, es dos veces más efectivo que el clomifeno.[4] Un beneficio significativo de la NPT quirúrgica es la cirugía "casi sin adherencia". Una de las mayores dificultades de la cirugía, por supuesto, es la formación de adherencias postoperatorias, que pueden disminuir la motilidad tubárica (afectando negativamente la fertilidad) y causar obstrucciones del intestino delgado (que con frecuencia requieren una re operación de emergencia).[5] Otras técnicas de NPT quirúrgica incluyen la vaporización con láser y la cirugía de escisión y reparación pélvica (PEARS) de la endometriosis peritoneal u ovárica. Las PEARS son una forma de cirugía plástica reconstructiva de la pelvis con la intención principal de eliminar el tejido enfermo dentro de los órganos pélvicos y reparar los órganos de una manera que no forme adherencias pélvicas. Las PEARS pueden implicar laparoscopía o laparotomía asistida por robot, minimizando las adherencias postoperatorias y optimizando las posibilidades de embarazo de la paciente.

Esta metodología se viene aplicando en el Servicio de Ginecología del Hospital Austral, Argentina, desde mayo de 2015 por la Dra. Gloria Sánchez Zinny. La limitación que tiene es la azoospermia, la obstrucción completa de ambas trompas de Falopio (post cirugía tubaria) y la menopausia establecida.[6]

 

  1. Tratamiento efectivo

La efectividad del tratamiento de la infertilidad con NPT médica y quirúrgica es comparable a la de las intervenciones por TRA. La tasa acumulada de nacidos vivos en pacientes que reciben FIV es entre 45-55%.[7] En una población de estudio de 1.045 pacientes tratadas con protocolos de infertilidad en NPT, más del 60 por ciento quedó embarazada en 24 meses y casi el 70 por ciento en 36 meses.[8] La tasa general de embarazo NPT "por mujer" es mayor que la de ART debido, en parte, a la alta tasa de abandono o interrupción en pacientes que reciben tratamiento de FIV.[9] Además, un meta análisis que compara la cirugía convencional y la FIV para el tratamiento de la infertilidad relacionada con la endometriosis encontró que las tasas de embarazo por mujer con cirugía fueron del 55,3 por ciento, mientras que las de FIV fueron del 9,9 por ciento.[10] Sin embargo, si bien es cierto que las pacientes tratadas con TNP tienen una fecundidad general significativamente menor (una probabilidad de 3.13 por ciento de concebir dentro de un período determinado) que las tratadas con FIV (13.3 por ciento), también es cierto que la cantidad de mujeres que finalmente logran un embarazo con NPT es más alto que el número de embarazadas que usan ART.[11] Por lo tanto, aunque lograr un parto vivo con NPT puede llevar más tiempo, tiene una mayor probabilidad de ocurrir que con la FIV.

 

  1. Aspectos bioéticos

           

            Lo mencionado anteriormente muestra las aplicaciones distintivas de la infertilidad médica y quirúrgica desde la NaProTecnología. Pero son sólo una de sus señas de identidad. La base ética de la praxis de infertilidad del NPT también es una característica particular.

La evaluación moral de la NPT de las intervenciones de fertilidad se basa en los principios y valores articulados por la tradición, enraizados en la naturaleza de la medicina, la antropología filosófica aristotélica/tomista y una ética procreativa personalista.

Desde este punto de vista, la persona humana es una unidad cuerpo-alma. El cuerpo humano no es considerado como una especie de naturaleza corporal subpersonal o "inferior", separada de los poderes espirituales superiores de la razón y la voluntad; no somos personas que tenemos o usamos nuestros cuerpos. Somos con nuestros cuerpos. El cuerpo humano se considera una de las realidades de la personalidad, y la persona humana es corporal. Esta visión entiende a las personas humanas, entonces, como seres unitarios, pero compuestos: encarnados, inteligentes y libres, con dignidad basada en sus capacidades, dentro de las circunstancias concretas de sus vidas, para perseguir el verdadero bien y evitar el mal a través de la racionalidad, la inteligencia y la libertad. En consecuencia, la fertilidad y la sexualidad son aspectos esenciales de la naturaleza humana para ser usados ​​en la búsqueda del bien. Esta comprensión de la persona humana significa que los actos sexuales matrimoniales también unen lo corporal y lo espiritual. Los actos sexuales matrimoniales tienen, a la vez, un significado corporal y procreador, son actos corporales capaces de procrear un nuevo ser humano, y un significado espiritual o unitivo, son actos de unión amorosa. Para que el acto marital respete esta naturaleza unida, el esposo y la esposa deben entablar relaciones sexuales de una manera que incorpore ambos significados (amor y procreación), sin procrear como los animales inferiores, impulsados ​​por el instinto más que por el amor inteligente, ni produciendo vida a través de técnicas reproductivas que desechan la unión corporal personal.

Sólo el matrimonio se considera un contexto apropiado para la concepción de una nueva persona humana. Se entiende que el niño que va a ser concebido tiene derecho a ser concebido, gestado, nacido y criado dentro del matrimonio, y se entiende que el matrimonio implica sólo convertirse en padre/madre uno a través del otro. La inseminación intrauterina (IIU) y la fertilización in vitro (FIV) privan al niño de estas circunstancias de concepción y, cuando las técnicas de reproducción asistida usan gametos de donantes, evitan que la pareja se convierta en padres sólo a través del otro. Además, la FIV tampoco respeta estos conceptos de vida humana e integridad corporal al destruir a los seres humanos embrionarios debido a sus anomalías morfológicas o genéticas y al suspender sus vidas mediante la criopreservación.

Esta ética procreadora requiere que el esposo y la esposa usen sus capacidades procreadoras de manera virtuosa y responsable, es decir, de una manera que promueva conceptos relevantes del bien. Si una pareja juzga concienzudamente el tratamiento de infertilidad que está considerando como moralmente bueno, si cree que promueve su florecimiento humano al permitirles concebir dentro de sus propios actos de unión corporal amorosa y, por lo tanto, respeta su dignidad, la del niño a ser concebido, y el de sus actos maritales, entonces debería seguir este camino. Pero si la pareja decide concienzudamente que el tratamiento de infertilidad que están considerando es inmoral, que reprime su florecimiento humano al consignar la procreación humana a un proceso técnico impersonal, como en el caso de la FIV, no debería seguirlo.

Del mismo modo, si un médico juzga concienzudamente que no debe proporcionar IIU, FIV y sus variantes a sus pacientes, ya que estas técnicas reproductivas evitan la procreación humana a través del acto marital de la relación sexual, debería evitarlo. Los protocolos de infertilidad médica y quirúrgica de la NaProTecnología, por otro lado, concuerdan con estos conceptos de la dignidad personal y procreadora de la pareja infértil, ya que les permiten concebir dentro de sus propios actos sexuales.

 

  1. Conclusión

Entonces, la buena noticia es esta: es posible que los médicos que sostienen los principios que mencionamos aquí practiquen Obstetricia y Ginecología médicamente sólidas en línea con sus conciencias bien formadas y las de sus pacientes. Es posible proporcionar intervenciones reproductivas médicamente efectivas que también promuevan genuinamente este concepto de bienestar corporal-espiritual tanto para el/la paciente como para el médico. En otras palabras, es posible que los médicos que sostienen estos principios honren el principio capital de la beneficencia que los códigos médicos de ética profesional insisten en que es fundamental para la relación médico-paciente.

 

  1. Bibliografía y Notas

 

[1] Cfr Humanæ vitæ N°1                                                                       

[2] Cfr Humanæ vitæ N°24

[3] Stanford JB. Outcomes from treatment of infertility with natural procreative technology in an Irish general practice. J Am BoardFamMed. 2008; 21:375

[4] Adashi EY. Fertility following bilateral ovarian wedge resection: a critical analysis of 90 consecutive cases of the polycystic ovary syndrome. FertilSteril. 1981;36:320

[5]Mais V, et al. Prevention of postoperative abdominal adhesions in gynecological surgery. Consensus paper of an Italian gynecologists’ task force on adhesions. Minerva Ginecol. 2011;63(1):47-70.

[6] Sánchez Zinny, Gloria. Comunicación.

[7] Moragianni VA, Penzias AS. Cumulative live-birth rates after assisted reproductive technology. CurrOpinObstetGynecol. 2010;22(3):189-192

[8]Hilgers, The Medical and Surgical Practice of NaProTECHNOLOGY, 679

[9] Hogan JW. Identifying and addressing data-analytic challenges in IVF and ART. International Symposium on Frontiers and Reproductive Technology Serona Symposia USA; March 27-31, 2001: Washington, DC

[10] Campbell JS, Pasta DJ, Adamson GD. Preliminary meta-analysis comparing in-vitro fertilization with surgical treatment for moderate and severe endometriosis. J Am AssocGynecolLaparosc. 1995;2:s6-s7.

[11] Hilgers, The Medical &Surgical Practice of NaProTECHNOLOGY, 690

 

¿Cómo citar esta voz?

Sugerimos el siguiente modo de citar, que contiene los datos editoriales necesarios para la atribución de la obra a sus autores y su consulta, tal y como se encontraba en la red en el momento en que fue consultada: Avendaño, Guillermo, NaPro TECNOLOGÍA, en García, José Juan (director): Enciclopedia de Bioética.

MUJER EMBARAZADA EN RIESGO Y ABORTO

                        AUTORAS: EMILIA CARMEN GRECO DE SAAD     MARÍA ESTELA TEJADA

 

“Después de un aborto la vida de una mujer nunca puede ser igual”

 Martha Infanzón

 

INDICE

  1. Introducción
  2. El aborto desde la dimensión bioética
    • Naturaleza biológica del embrión
    • Proceso psicológico de la decisión abortista
    • Consecuencias del aborto en la mujer
  3. Dimensión jurídica del aborto
  4. Dimensión psicopedagógica del aborto
  5. Aportes jurídicos, bioéticos y psicopedagógicos para el abordaje de las mujeres embarazadas en riesgo
  6. Propuesta de estrategias
  7. Conclusión
  8. Bibliografía y notas

 

  1. INTRODUCCIÓN

El aborto,  en el presente artículo se analiza desde los principios de la Bioética personalista ontológicamente fundada y de la Doctrina de la Iglesia Católica Apostólica Romana. El tema es abordado desde las dimensiones bioéticas, legales y psicopedagógicas, con el objetivo de defender el don de la vida humana; brindar aportes teóricos que protejan los derechos del nasciturus y de las mujeres embarazadas con riesgo de vida y proponer estrategias y acciones para prevenir la realización del aborto promoviendo una educación integral afectivo-sexual a través de la humanización de las orientaciones a la mujer embarazada en riesgo de salud.

Una embarazada en riesgo de salud es la que tiene factores asociados que pueden afectar negativamente la salud de la madre o del feto. Existen ciertos factores que determina que un embarazo sea de riesgo como: la edad, enfermedades, sobrepeso, embarazo múltiple, consumo de tabaco, drogas, alcohol. 

La Bioética, según Simón Vázquez, es la nueva ciencia de la vida que está a favor de la cultura de la vida, “….nos propone una reflexión   sobre el valor de la vida humana y la dignidad de la persona, desde presupuestos racionales y a la luz de los valores y principios morales”.

El  Pbro. Dr. José Juan García    define  a la Bioética como: “Disciplina ética de la vida. Es una parte de la Filosofía moral que estudia la licitud o ilicitud de las intervenciones sobre la vida del hombre y de las intervenciones relacionadas con las prácticas de las ciencias médicas y biológicas”. Su antropología de referencia es el modelo antropológico personalista ontológicamente fundado, como marco y valoración ética para el valor de la vida física corpórea, del amor conyugal y de la procreación, del dolor y de la enfermedad, de la muerte y del morir, de la relación libertad- responsabilidad, individuo y sociedad”

 La Bioética personalista ontológicamente fundada, propone soluciones de valor objetivo, universal y a veces de carácter absoluto entre la cuales se destaca el respeto incondicional por la dignidad, la vida y la integridad física de la persona humana desde su concepción hasta su muerte, y el rescate de una visión solidaria, que recuerda los deberes de la persona entendiéndola como un ser natural, naturalmente social.

Según el Pbro. Dr. José Juan  García “...ante el avance de la cultura de la muerte, que en si es una forma de anticultura,  sólo  la educación introduce progresivamente al hombre en la verdad, en el respeto a la vida y  en las justas relaciones con las personas...”.

Un ejemplo de esta nefasta cultura se plasmó en Argentina, en marzo del  año 2018 cuando se trató en el Congreso de la Nación Argentina el  “Proyecto de ley de Interrupción voluntaria del embarazo”,  fue aprobado por la Cámara de Diputados el día 14 de junio de 2018 y luego rechazado en Cámara de Senadores. En 2019 ha sido presentado nuevamente. En el  proyecto, se garantiza la realización del aborto hasta la semana 14 inclusive del proceso gestacional, estableciéndose excepciones.

El estudio del  aborto, no solo abre líneas de investigación netamente social-legal y psicopedagógicas, sino que plantea la cuestión del alto componente bioético que conlleva. Esto queda manifiesto al seguir con detenimiento el proceso biológico que se da para que una mujer aborte.

  1. EL ABORTO DESDE LA DIMENSION BIOETICA

Jorge Laferriere, expresa: “Para abordar estos dilemas bioéticos; el hombre en su dignidad personal se presenta como necesario punto de referencia. La persona es el criterio moral intangible. Cuando no se parte de una noción de persona humana, de su dignidad y de sus derechos fundamentales, las decisiones bioéticas se construyen desde una puja de fuerzas donde el más fuerte se impone sobre el más débil.”

Monseñor Gerardo Farrell advierte que “…Frente a las gravísimas y continuas violaciones a los derechos humanos que ocurren en el mundo entero, es necesario recordar que la defensa y la promoción integral de la dignidad de la persona humana son el centro y la finalidad misma de la Doctrina Social de la Iglesia. Entre todos los seres de la tierra solo el hombre tiene jerarquía de persona, es decir sujeto dotado de inteligencia, conciencia y voluntad libre y por eso mismo centro y vértice de todo lo que existe…”

El Pbro. Dr. José Juan García, manifiesta: “La persona es el punto de partida y de conclusión en los argumentos de la Bioética, porque en su ser hay una dignidad intangible e indisponible que antecede a toda conceptualización”.

Los fundamentos  de la bioética personalista del don de la vida humana son: el principio fundamental  de la defensa de la vida física y el carácter ontológico de la persona humana. De los principios referidos se comprende el motivo de la ilicitud del aborto, en cualquiera de sus modalidades quirúrgicas o químicas. Cuando no se aceptan estos principios se puede caer en la aceptación de las prácticas más aberrantes de experimentación con seres humanos como  son algunas técnicas de reproducción humana, como la fecundación in vitro, la experimentación embrional, la clonación, etc.”. El aborto nunca es la solución del problema y en la medida que se acepte el aborto, se irán aceptando nuevas matanzas de inocentes y otros actos deshumanizados como la eutanasia, el suicidio, entre otros.

Etimológicamente, “aborto” del latín ab-ortus, o aborsu derivado de  ab- (opuesto) orior (nacer), que significa “privación de nacimiento”. El término aborto remite a la idea de interrupción de un proceso. Aborto  es la  “pérdida del producto de la concepción antes de que sea viable”.

Al Mateen  expresa: “Tanto en las causa como en las consecuencias del aborto, se está frente a una situación, en la cual la vida humana pierde su valor intrínsecos”.

Afirma Infanzón,  “…Abortar es matar a un ser humano, si el aborto es provocado. El aborto, objetivamente, es la muerte de un ser humano no nacido. No importa si tiene un día de concebido o siete meses.”

 El Concilio Vaticano II, ha usado la expresión: el aborto es un “crimen abominable.”

El aborto: Es ilícito, nunca es la solución del problema, es la primacía de la madre sobre el hijo, es la interrupción de una vida.

  • NATURALEZA BIOLOGICA DEL EMBRION

La pregunta clave que emerge y precede toda discusión sobre este tema  es sobre el comienzo de la vida. ¿Cuándo comienza a existir vida propiamente humana?

La definición del estatuto biológico y antropológico de embrión, según el Pbro. Dr. José Juan García, es relevante no sólo por el interés teórico sino más bien por las implicancias prácticas que comporta. Las nuevas y crecientes posibilidades biotecnológicas sobre la vida humana inicial son puestas en la mesa de debate ético y jurídico”. Y agrega “…La dignidad humana es una perfección constitutiva e intrínseca,  es decir, depende de la existencia y característica de su ser. Es una condición especial que reviste todo ser humano por el hecho de serlo y lo caracteriza de forma permanente y fundamental desde la concepción hasta la muerte y no se  puede  renunciar a ella”.

VISCOVY  A. L. Y  SPINARDI  L,  señalan: “El problema principal es ¿dónde es lícito, desde un punto de vista estrictamente biológico, delinear el límite entre la vida y la ‘no-vida’?”; o sea, ¿se puede determinar un momento en este proceso en el que pueda decirse que antes no hay vida humana y después sí?

La respuesta es: “ El inicio de la vida coincide con el acto de la formación de una entidad biológica que contiene y está dotada del programa entero de crecimiento y de la información necesaria para desenvolver y atravesar todos los estadios de desarrollo que caracterizan a un ser humano y que son parte integrante de su historia natural.

La biología molecular, la embriología médica y la genética arrojaron mucha luz para responder la  pregunta sobre el inicio de la vida humana. La ciencia avala hoy que la vida empieza con la fusión del espermatozoide y el óvulo, llamada fecundación (del latín, fecundare: fertilizar).

En la Argentina existen tres corrientes para estudiar el inicio de la vida humana

  • •1) Es la corriente del ovocito pronucleado, que plantea que desde el momento que el núcleo del espermatozoide ingresa en el óvulo hay concepción. Esta corriente defiende la vida desde su estadio más temprano.
  • •2) La corriente, que puede considerarse intermedia, se llama “singamia”. Es la fusión de dos gametos para crear un nuevo individuo con un genoma derivado de ambos progenitores. Y plantea que la vida humana comienza cuando se fusionan las dos células, existiendo un sólo núcleo y formándose así el cigoto.
  • •3) La corriente que propone una mirada sobre la concepción más tardía es la anidación; que dice que existe concepción desde la semana 14 y en un medio adecuado el cigoto se anidará en la madre. Quienes postulan esta corriente dicen que lo anterior a la semana 14 debe ser considerado pre-embrión.

Shutterstock  acuerda que: “La  segunda corriente: EL CIGOTO -las células, espermatozoide y óvulo fecundados- es la instancia más clara para la ciencia, el derecho y la iglesia de que a partir de allí se concibe el inicio de la vida”

Es menester explicitar que en este trabajo, se adhiere a que  la concepción se refiere a la singamia como punto de partida o inicio de la vida humana.

VISCOVY  A. L. Y  SPINARDI  L, afirman  “…Biológica y lógicamente puede establecerse con certeza cuando comienza a existir la vida propiamente humana, solamente circunscribiéndose  al proceso embrional, dado que desde la concepción se da ya la totalidad del patrimonio genético: cigoto, mórula, blastocito, embrión, feto, neonato, niño, adolescente, joven, adulto y anciano.

ANGELO SERRA, explica: “La fecundación es el comienzo y adquisición del estatuto definitivo del ser humano. Y es donde se dan las 3 propiedades: coordinación (unidad), continuidad (singularidad) y gradualidad (regulación intrínseca). Programación  genética (unicidad, identidad e  individualidad) y expresa: “…Precisamente a causa de esta ley teleológica intrínseca, escrita en su propio genoma, cada embrión y por tanto también el embrión humano-mantiene constantemente su propia identidad, individualidad  y unicidad, permaneciendo sin interrupción el mismo e idéntico individuo a lo largo de todo el proceso, que comienza con la fusión de los gametos, no obstante la creciente complejidad de su totalidad”

El Papa Juan Pablo II en el Evangelium Vitae   afirma : “Desde el momento en que el óvulo es fecundado se inaugura una vida que no es la de la madre ni la del padre sino la de un nuevo ser humano que se desarrolla por sí mismo...”

El Pbro. Dr. JOSÉ JUAN GARCÍA, informa que “La vida del feto es indefensa, intangible e inocente”. En el momento mismo de la concepción se da ya la totalidad del patrimonio genético en el que se contienen perfectamente, aunque en estado potencial, todas las virtualidades que el embrión, el feto, el niño y el futuro adulto desarrollarán con el paso del tiempo siempre a partir de las órdenes emanadas del mismo embrión.

Los autores Alfredo L. Vescovi, y  L. Spinardi  expresan: “… todas las tentativas de reducir el embrión a una entidad privada de vida son vagas e insostenibles biológica y lógicamente. Como  por ejemplo, sostener, que el embrión no es un ser vivo porque es incapaz de “comunicarse” (relacionarse) es  absurdo. La misma falacia se encuentra en los que niegan al embrión la categoría de ser humano porque sería incapaz de elaborar información o de obrar de modo autoconsciente”.

 En Argentina, actualmente, se va incentivando una cultura abortista y anti vida. Se trata de garantizar el acceso a la interrupción legal del embarazo como un derecho de las mujeres y busca estandarizar esa práctica para evitar obstáculos. Para ello ha diseñado un “Protocolo para la atención integral de las personas con derecho a la interrupción legal del embarazo (ILE)”, con la pretensión que la aplicación  sea obligatoria en todo el territorio argentino y deba ser puesto en práctica en todas las instituciones sanitarias tanto públicas como privadas. La Academia Nacional de Medicina de Argentina afirma que esto  atenta contra los principios consagrados por la Constitución Nacional Argentina, Art. 19[1]. También expresó que: “… ve con honda preocupación la aplicación del protocolo” Según el Protocolo aludido, “el aborto es un derecho humano”.

“En la Provincia de San Juan no existe actualmente protocolo para las personas con derecho a interrumpir el embarazo.

 Asombra a dicha Academia, el tratamiento dado a los menores en ese Protocolo, tomando en cuenta el ejercicio de los derechos de la persona menor de edad enunciados en el Art. 26[2] del Código Civil y Comercial Argentino.

Observa que  desde el punto de vista de la objeción de conciencia en la práctica médica, admitida en forma expresa en la “ley 25673 de la que formaría parte ese Protocolo, y por otros documentos de carácter constitucional, podrá ser ejercida por el médico si ha lo ha expresado previamente por escrito…”

 “La Academia  se ve en la obligación, al ser una institución señera en la medicina argentina, de alertar a la ciudadanía, a las instituciones médicas y sociales, a los colegios médicos, a las instituciones judiciales y religiosas, sobre recomendaciones que están en contra de los principios más fundamentales de la práctica médica y de la defensa de la vida. El valor de la vida humana, indica que debe ser respetada desde su inicio”.

Su santidad el Papa Juan Pablo II asevera: “Los problemas ocasionados por el aborto, no son pasajeros sino que tienen un “fundamento real” en la perdida certera, voluntaria y culpable de un ser humano indefenso sobre el que se tenía la responsabilidad paternidad -  maternidad”.

  • PROCESO PSICOLÓGICO DE LA DECISIÓN ABORTISTA

En una mujer con convicciones normales, con fe o sin ella, la decisión de abortar es un proceso complicado y doloroso.

Según Ney, (1997):“Existe un vínculo madre-hijo tanto biológico como psicológico; el primero de ellos comprobable a través de la existencia de los cambios hormonales que se dan a partir de la concepción”

Miguel Fuentes expresa: “Apenas luego de la concepción, el óvulo fertilizado se acomoda en los pliegues del revestimiento del útero. Rápidamente, se desarrolla la placenta. De esta manera, la madre envuelve al bebé y éste se une íntimamente a su madre. A cada segundo madre e hijo monitorean sus respectivas químicas en sangre y emociones. No existe mayor intimidad humana Dicha intimidad se rompe o interrumpe con el aborto”.

Rosario Matte manifiesta: “Independientemente de que una persona haya tenido un aborto provocado, terapéutico o espontáneo, el hecho de que una mujer tenga que haber vivido una interrupción en su embarazo ya es motivo de dolor para ella, ya que el embarazo es un proceso que comenzó a gestarse no solo en el cuerpo, sino también en la psiquis de la madre, por lo que experimentar luego esa pérdida, por las razones que sean, trae repercusiones a nivel psicológico y emocional para la mujer y muchas veces también para su entorno” .

María Carolina Pavía,  concibe al aborto como un agente estresante de intenso impacto emocional con características de trauma y con connotaciones distresantes.

Algunos de los pasos regulares por los que suele pasar las mujeres a partir del momento de su embarazo son los siguientes:

1- Queda embarazada, lo que suscita un sentimiento maternal instintivo.

2- La tendencia natural de continuar con  la maternidad, entra en crisis por factores internos y externos.

3- Las presiones (problemas con padres, esposo, muchos hijos, falta de vivienda, enfermedad, clandestinidad, etc.) pueden llevar a un auténtico conflicto interior y enfrenta a la mujer a tomar  decisiones y buscar consejo.

4- Resuelve abortar: Según Pavía, la decisión de abortar se ve soportada por una serie de mecanismos psicológicos entre los cuales se destaca la mediación de los mecanismos de desensibilización, deshumanización, negación, racionalización y represión, sometimiento y resignación para hacerlo. Siente alivio y se cierra a todo tipo de  consejo y vive un shock en los últimos momentos. Para abortar una mujer tiene que eliminar sus propios instintos maternales que son de orden natural; para esto tiene que autoconcientizarse de que el ser que va a abortar no es un ser humano; con este intento de autoconvencimiento comienza el proceso de racionalización en contra de la propia conciencia moral y contra el mismo instinto natural. La mujer se enfrenta con un caos de conciencia.

Espera un milagro, para que alguien detenga el aborto, proceso que se presenta como superior a sus fuerzas.

5-¡Aborta!: Puede padecer endurecimiento interior, apatía, soledad, negación a asumir el aborto, lucha contra el miedo, la desesperación y la agresión.

Comienza el trabajo de reconstrucción patológica: se quiere volver a la normalidad cuanto antes y se llena de actividades. Pero normalmente en algún momento tiene lugar la ruptura del sistema de defensa que la persona implicada en el aborto construye en torno a sí.

  • CONSECUENCIAS DEL ABORTO EN LA MUJER

Señala  Miguel A. Fuentes  que “… luego del aborto se da un cuadro patológico que comprende un complejo de síntomas fisiológicos, psicológicos y espirituales, desencadenados tras la realización de un aborto procurado (voluntario). Entre los síntomas se puede citar: Síntomas de pesar y dolor, sentimiento de culpabilidad, agresividad, Incertidumbre afectiva, de agresividad, de incertidumbre afectiva, de fracaso  como madre, falta de deseo, alteración del sueño, anorexia, bulimia, etc. A menudo la mujer cae inconscientemente víctima de grave depresión, incluso psicosis, por ejemplo en la fecha cuando debería  haber nacido el bebe porque el cuerpo sigue su mandato biológico y tiene  memoria. Otra consecuencia del aborto es el efecto ‘boomerang’: Es cuando la mujer comienza a atormentarse a ella misma padeciendo el  mismo sentimiento de desamor y desamparo, que  ella supone  ha sufrido su hijo por parte de ella y se siente no querida, rechazada y abandonada. Es lo que se llama conciencia biológica. Es el grito de la conciencia se manifiesta después del aborto como síntomas o consecuencias físicas y psíquicas”.

“Es la conciencia la que le grita a la mujer que ha matado a su hijo”, un ser inocente, que dependía totalmente de la madre para sobrevivir.

La insistente posición de la Iglesia Católica de que “hay persona humana desde la fecundación”, por lo que el aborto debe ser condenado. Reza la Encíclica Evangelium Vitae. “La vida humana procede de Dios. Dios es su único Señor, el hombre no puede disponer de ella”.

El Papa Francisco ejerciendo el Magisterio de la Iglesia, en un asunto crucial como el aborto,  se dirigió a todos los gobernantes y gobernados para que se preserve un derecho inherente al ser humano y se combata contra la cultura de la muerte, que supone un fracaso colectivo. Dio un mensaje claro y directo en favor del respeto por la vida, desde “el momento de la concepción, reclamando que “…se garantice la protección jurídica al embrión tutelando a todo ser humano, desde el primer momento de su existencia”.

El aborto es uno de los principales desafíos de la Bioética, pues está en juego el derecho a la vida sobre el que se cimientan los demás derechos; su despenalización (solapada) supone un retroceso en la vida jurídica que torna a los derechos humanos en meros recursos retóricos desprovistos de fuerza vinculante universal.

  1. DIMENSIÓN JURÍDICA DEL ABORTO

El aborto, según la norma del Código Penal Argentino (artículo 86)[3], no es punible en los casos de riesgo de vida para la madre y embarazo producto de una violación. En la provincia de San Juan las mujeres que se encuentran en estas situaciones concurren a los médicos especialistas quienes las orientan para su atención en los hospitales públicos.

En esta dimensión se tiene en cuenta los fundamentos del Código Penal y las normas aplicables como: Constitución Nacional, Tratados Internacionales contenidos en la misma, Constitución de la Provincia de San Juan, legislación vigente que es aplicable en esta provincia.

“El análisis de la cuestión del comienzo de la persona humana es de vital importancia. Es preciso reconocer el carácter de persona del embrión humano o nasciturus desde el momento mismo de la fecundación. Es así que a partir de que el espermatozoide penetra el óvulo comienza la existencia de la persona humana y desde entonces el embrión debe ser sujeto de derechos que la legislación de cada país le debe reconocer”.

En Argentina se considera al nasciturus persona, por ello, el derecho positivo reconoce que la existencia de la persona comienza en el momento de la concepción.

A nivel constitucional, el artículo 75 reconoce el derecho a la persona por nacer durante toda la extensión del embarazo. Asimismo, el Código Civil consagra el comienzo de la persona física desde el momento de la concepción en el seno materno, siendo, desde ese momento, titular de un conjunto de derechos.

En la última modificación de la Constitución Nacional Argentina en el año 1994, se incorporó con rango constitucional numerosos Tratados Internacionales, con jerarquía superior a las leyes y que hoy son de aplicación obligatoria por parte del Estado Argentino. Dentro de esos Tratados Internacionales se encuentran algunos en los que específicamente se protege la vida humana desde la concepción en el seno materno.

 Tal el caso de la Declaración Americana de los Derechos y Deberes del Hombre que en su artículo 1.dispone que todo ser humano tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona.

La Declaración Universal de Derechos Humanos, Convención Americana sobre Derechos Humanos en su artículo 4. Del Derecho a la Vida afirma que:

  1. Toda persona tiene derecho a que se respete su vida. Este derecho estará protegido por la ley y, en general, a partir del momento de la concepción. Nadie puede ser privado de la vida arbitrariamente.

La Constitución de la Provincia de San Juan en consonancia con ello dispone en su art.15 la protección del derecho a la vida en todas sus etapas.

La Constitución Nacional ha delegado en las provincias numerosos poderes; entre ellos se encuentra el de garantizar la regulación por sí mismas en la administración de la salud de las personas en cada jurisdicción provincial (art. 121 C.N.R.A.). Todo lo que concierne a ello es sólo resorte de cada Gobierno Provincial y su Ministerio respectivo.

En el Derecho Argentino no se encuentra legislado el derecho al aborto, tampoco la obligación de abortar ni mucho menos la obligatoriedad para un profesional de la salud de realizar un aborto a una mujer, salvo cuando muy estrictamente esté en riesgo cierto e inminente la salud de la mujer. Es conveniente puntualizar que en la Argentina rige el Sistema Republicano de Gobierno lo que significa que el Poder Legislativo redacta y sanciona las leyes. El Poder Judicial aplica la ley, ello quiere decir que cada poder ejerce sus funciones específicas sin sobrepasar las funciones de otro Poder del Estado.

Por ello y en razón que el fallo FAL de la Suprema Corte de Justicia de Nación del año 2012, intenta imponer la realización del aborto a todas las mujeres (que lo pidan) sin respetar el límite establecido en el Código Penal Argentino y sin haber sido legislado por el Congreso de la Nación, hace cuestionable su aplicación en esta provincia que ha sido declarada provincia pro vida y lleva en su constitución y leyes el máximo respeto por la vida desde su inicio y durante todo su transcurso.

Con respecto a la aplicación literal del art.86 del Código Penal Argentino Inc. 1ro y 2do que fuera incluido en el año 1921 en el referido Código, encuentra en estos tiempos serios reparos por la comunidad científica que defiende el derecho a la vida sin discriminaciones, toda vez que la ciencia en todo el mundo, incluida la República Argentina ha logrado numerosos avances en cuanto a las enfermedades que pueden presentarse en el embarazo y otras que pueden afectar a las mujeres durante la etapa gestacional del naciturus. Por ello muchos profesionales especialistas sostienen que los adelantos científicos permiten el tratamiento en la mujer gestante de casi todas las patologías, sin tener necesidad de llegar a un aborto.

En el caso de la niña, adolescente o mujer que ha sufrido un ataque sexual, solo se ceñía antes a la mujer idiota o demente, pero hoy se ha ampliado el ámbito de aplicación. El hacerlo extensivo a otras mujeres se trata de una modificación realizada mediante un decreto y una sentencia que en el momento que fueron realizados responde a un criterio absolutamente ideológico y no guarda relación con la letra de las leyes fundamentales, ni del ideario jurídico y ético, ni tampoco con criterios científicos actuales.

Ello, sin perjuicio de aclarar que los casos de no punibilidad previsto en el art.86 incs. 1ro. y 2do adolecen de inconstitucionalidad sobreviniente en atención de la incorporación del derecho a la vida en la reforma constitucional del año 1994. Por ello es muy cuestionable esta pretensión de transformar en un derecho lo que es un delito. La no punibilidad no significa que esas conductas sean un derecho subjetivo, estos instrumentos que surgen en algunas provincias intentan generar mecanismos para otorgar auténticas licencias para matar lo que repugna a un estado de derecho.

  1. DIMENSION PSICOPEDAGOGICA DEL ABORTO

“Es la obra educativa la que ayuda al hombre a ser cada vez más hombre,

lo introduce cada vez más profundamente en la verdad,

lo dirige hacia un creciente respeto a la vida,

lo forma en las relaciones justas entre las personas”

Juan Pablo II

 “Durante las últimas dos décadas, Serruya y Fescina (2012) afirman,  la evidencia relacionada con la salud, las tecnologías y los fundamentos lógicos de los derechos humanos para abordar el aborto, han evolucionado ampliamente. A pesar de estos avances, se estima que cada año se realizan muchos  abortos. Sus consecuencias podrían haberse prevenido o haberse evitado mediante la: Educación y formación del sentimiento moral, la planificación familiar, los servicios para orientación interdisciplinarios y la atención especial en los servicios hospitalarios”.

Destacados estudiosos y profesionales, afirman que sólo la educación coadyuvará a prevenir el flagelo del aborto.

 La Universidad de Navarra ha manifestado:“…Nos negamos a solucionar la tragedia de un embarazo indeseado con la tragedia superior del aborto. Nos negamos a incorporar las técnicas abortivas a los contenidos de la educación. Nos comprometemos a formar profesionales para curar, investigar y ayudar. Nuestra ilusión es que la educación y la información lleguen a todas las mujeres. Saber es un derecho”.

El Pbro. Dr. José Juan García   afirma que, “frente a la cultura de la muerte se alzan las voces de la cultura de la vida. La cultura de la vida quiere demostrar el faro de luz que brota de lo humano, quiere impulsar un auténtico trabajo de educación”. “El personalismo ontológicamente fundado es la Filosofía que da esperanza, porque defiende al hombre en todas sus dimensiones y principios éticos para el diálogo intercultural  y agrega: La educación es proceso de perfeccionamiento intencional de las facultades específicas del sujeto de educación”.

El Documento de la Doctrina Social de la Iglesia, Iglesia y Comunidad Nacional N°155 destaca: “La formación integral de la persona es un objetivo mayor, ya que lo que en  definitiva persigue toda educación genuina es, humanizar y personalizar al hombre”.

Se considera a  la dimensión psicopedagógica como un pilar imprescindible en la educación de la sexualidad y  para coadyuvar a la prevención del aborto, a través de la educación integral afectiva-sexual. También  prevenir o disminuir  las muertes y discapacidades maternas que el aborto ocasiona;  dado el quehacer de la psicopedagogía implica un imprescindible compromiso con la propia maduración y realización personal del sujeto de aprendizaje. Para la psicopedagogía la visión antropológica del  sujeto de aprendizaje es la persona humana; concibiéndola como: una, única e irrepetible. Es un espíritu encarnado y sexuado.

Prevenir el aborto involucra tanto a las medidas que se toman para que un hecho negativo no ocurra, como aquellas disposiciones o acciones tendientes a disminuir los efectos dañinos de aquel evento que no pudiera evitarse.

La Psicopedagogía, es: Una ciencia que se adapta y enfrenta a los cambios que se producen en la sociedad y que inciden en las personas en situación de aprendizaje, lo que ocurre desde el nacimiento hasta la muerte de las mismas. Interviene en la educación y en el proceso de salud-enfermedad de los sujetos. Trabaja con el ser humano en cambio, en todas las modalidades y niveles de educación. Sus incumbencias habilita al profesional psicopedagogo, a través de sus dos funciones principales: Prevención y Asistencia de los trastornos de aprendizaje, que se ejercen en diferentes ámbitos públicos y privados: Educación, Salud, Acción Social, Laboral,  Judicial y  Empresarial. También participa en docencia e investigación. Actúa preferentemente en forma inter o transdisciplinariamente. 

Se considera a la educación “como un proceso por el cual el individuo recibe un conjunto de conocimientos e influencias externas (educare) que le permiten el desarrollo de sus propios recursos y capacidades (educeré)”

La educación es un proceso de perfeccionamiento del hombre, que dura toda la vida y en virtud de la misma se espera que llegue a ser capaz de conocer, valorar y ordenar la sexualidad en el marco del amor, la vida y la dignidad humana.

Educar es una tarea humanizadora donde interviene el psicopedagogo. Educar significa: ayudar a otro a adquirir convicciones de su propio actuar, responsabilidad, instrumentos críticos, criterios de valoración y motivaciones, con el fin de que pueda hacer una síntesis entre libertad y responsabilidad. Significa ofrecer criterios objetivamente fundados y definitivamente claros para el actuar porque si el que actúa no está guiado por un criterio vinculante, su elección se convierte en una elección ciega y una elección ciega no es libre.

  • EDUCACIÓN DE LA SEXUALIDAD

Según Orlando Martin: “…La educación sexual integral es una transdisciplina. Se construye desde una antropología, desde una psicología evolutiva y de la personalidad, desde la sexología, desde la bioética, desde la psicopedagogía para lograr elaborar un saber que se estructura pedagógicamente en unidades de aprendizaje, de acuerdo a un educando en particular, contextuado por su género y edad, por su familia y ámbitos socio-cultuales propios”.

 Según Di Pietro: “La educación sexual integral debe obtener grandes metas: -Educación a la identidad sexual, a la castidad, a la vida y  la educación del sentimiento moral.

La educación emocional o de la inteligencia emocional es la capacidad de percibir, expresar, comprender y gestionar las emociones. Es muy importante  porque cuanto más se  comprende estos aspectos tanto personalmente como  de los demás, mejor será la salud mental y  el desarrollo social de los educandos. También para la formación integral afectivo- sexual, porque sin emoción no hay aprendizaje. La inteligencia emocional es una competencia cognitiva que puede educarse aprenderse a lo largo de toda la vida. Se plantea a la educación formal como el contexto ideal para llegar a toda la población y que en ésta pueda desarrollar las competencias emocionales, si bien debe extenderse a otros contextos socio comunitarios y a las organizaciones. Las competencias emocionales son competencias básicas para la vida y deben estar presentes en la práctica educativa.

También incide en la educación afectivo- sexual de modo muy significativo las nuevas   tecnologías y los medios digitales. El Cardenal Elio Sgrecia- Padre de la Bioética Personalista-expresa:“El cuerpo es la primera tecnología, por medio del cual interviene nuestro “yo” en el mundo. La bioética será la búsqueda de aquellas acciones que lleven al hombre al cumplimiento de su naturaleza, a la plenitud de su humanidad, para que no suceda aquello que dijo Einstein: “Nuestra tecnología ha superado nuestra humanidad.

La educación integral afectivo-sexual es un gran desafío, en los tiempos post-modernos, por el perfil del sujeto de aprendizaje y las características de la época. Vattimo define el perfil del hombre posmoderno como: Desencantado, aséptico, sin entusiasmos desmedidos, sin causas heroicas que lo apasionen, consumista y hedonista. Actualmente se observa: banalización de la sexualidad, una “revolución sexual” caracterizada por permisividad sexual, contracepción de emergencia,  vínculos sin compromiso, etc.

Tampoco favorecen dicha  educación los objetivos del milenio: aborto seguro, gratuito y legal, ni la promoción de la planificación familiar, el aumento de los abortos,  la promiscuidad y el uso de los anticonceptivos.

Ante este panorama instaurar una educación integral afectiva-sexual exige un abordaje interdisciplinario, aún más si el objetivo es que la misma, ayude a la prevención de la práctica del aborto.

Existen dos enfoques teóricos de la educación sexual integral los que se fundan en que la realidad sexual es percibida de acuerdo con los valores, con el concepto de hombre y de la educación  que se posea.

Uno de los enfoques parciales, que no dispone de un marco antropológico  sólido, distorsiona la realidad total que es la persona sexuada. No se dan puros ni aislados. Entre ellos se encuentran  los enfoques: Biológico-Higienista,  Hedonista, Socio-Culturalista, el Moralista y el mecanicista. El otro, es el enfoque-no parcial-es el comprensivo- personalista (holístico/integral) que es el adopta la psicopedagogía.  Su objetivo: es la realización plena del hombre y de todos los hombres, considera a la “Sexualidad” como la condición existencial humana y cualificadora de la persona. Afirman: “Estamos llamados a formar las conciencias no a pretender sustituirlas”.

 El PAPA FRANCISCO da su: ¡SÍ A LA EDUCACIÓN SEXUAL!, sostiene su necesidad y  pregunta “si nuestras instituciones educativas han asumido este desafío  en una época en que se tiende a banalizar y a empobrecer la sexualidad. Ella debe realizarse “en el cuadro de una educación al amor”.

Argentina, en 2006 explicitó su política pública sobre la educación sexual a través de la promulgación de la Ley Nacional 26150  aprobando un Programa Nacional de Educación Sexual Integral, estableciendo el derecho de todos los educandos a recibir educación sexual integral, en las instituciones escolares y de manera sistemática, como temática curricular, transversal y obligatoria para todas las carreras de formación docente. También aprueba  los lineamientos curriculares que establecen los propósitos formativos y aprendizajes que deben desarrollarse en la educación inicial, primaria y secundaria. Define a la “educación sexual integral” como la que articula los aspectos biológicos, psicológicos, sociales, afectivos y éticos.

La aplicación correcta de la norma dependerá de que:

-Se favorezca una educación humanizadora en la que el educando pueda desarrollar sus capacidades, logre una educación a la identidad sexual, a la castidad, una educación a la vida y a la educación en valores en un contexto postmoderno.

-Se contemple siempre los conocimientos previos sobre educación de la sexualidad que los alumnos adquieren en los ámbitos en que se desarrollan.

-Se considere: La universalización de la implementación de la temática en todos los establecimientos educativos del país, la capacitación de los docentes, el apoyo y asesoramiento de equipos interdisciplinarios, como son en San Juan los gabinetes técnicos Interdisciplinarios de Educación del Ministerio de Educación, los que está integrados por psicopedagogos, psicólogos, asistentes sociales , fonoaudiólogos y terapistas ocupacionales.

  1. APORTES JURÍDICOS, BIOÉTICOS Y PSICOPEDAGÓGICOS PARA EL ABORDAJE DE LAS MUJERES EMBARAZADAS EN RIESGO

Se consideran las legislaciones nacionales e internacionales que protegen la vida y los fundamentos de la bioética personalista. Se parte del concepto de  persona humana, de su dignidad y de sus derechos fundamentales a fin de promover la cultura de la vida, a través de   los siguientes aportes:

1)  Abordar los casos previstos en el Código Penal Argentino (art.86), en  todo el territorio de la Provincia de San Juan desde la perspectiva de los Derechos Humanos, no realizando abortos. Aplicando medidas  especiales de asistencia y protección de acuerdo a las normas constitucionales argentinas.

2) Otorgar en todas las entidades sanitarias públicas, a todas las mujeres embarazadas en riesgo de salud, una atención integral, personalizada e interdisciplinaria tendiente a la no realización del aborto y a la protección de la integridad física y psíquica de la madre y el nasciturus.

3) Determinar si -la mujer que solicita un aborto- es capaz (mayor de 18 años) o es una menor o una mujer por la que debe efectuar la solicitud un representante legal (menores de 18 años), dementes declaradas como tales y otros supuestos en los que la embarazada no pueda expresarse por sí misma. Si quien lo solicita es un representante, debe acreditar tal condición, así como -contar con la documentación pertinente y  demostrar la falta de competencia de la embarazada.

4) Garantizar en los organismos que asistan a las mujeres embarazadas en riesgo de salud, el derecho a la seguridad y protección de la mujer y del hijo por nacer. Lo que se lograría si en los servicios de salud se adoptaran los siguientes principios:

a- Confidencialidad: Cumpliendo con el Derecho a la privacidad: Toda información relativa a la participación de la mujer, niña o adolescente o su representante legal dentro del proceso de atención sanitaria debe ser protegida, asegurándose la confidencialidad y restringiendo la divulgación de cualquier información sobre el caso.

b- Celeridad: A las mujeres que requieran la práctica del aborto comprendida en el art.86 del Código Penal Argentino, se les debería garantizar una atención bio-médica y jurídica rápida que le asegure la protección de su derecho humano y el del hijo concebido. Las instituciones públicas en las que sean atendidas deben prestar la colaboración necesaria para que de inmediato ingresen en el organismo que contenga pautas de protección de los derechos humanos implicados.

c- Gratuidad.

d- Óptima asistencia sanitaria: Con el cumplimiento de los mismos se garantiza la integridad física y psíquica de la mujer, lo que supone se tomen medidas que tiendan a proteger a las madres en riesgo, al nasciturus y a las madres víctimas, evitando la revictimización y no accediendo a la práctica del aborto.

5) Conformar, en    los organismos públicos de salud para la atención  integral de la madre y del nasciturus, un equipo de atención interdisciplinaria permanente para el abordaje de mujeres embarazadas con riesgo de vida que solicitan el pedido de aborto.

Para el abordaje y seguimiento de los casos dicho equipo debería estar integrado principalmente por médicos (ginecólogos, clínicos, pediatras); profesionales de la salud mental (psicólogos, psicopedagogos, psiquiatras); abogados; asistentes sociales, policías, educadores, sacerdotes y otros      participantes que se consideren necesarios.

Las funciones a  cumplir  por el equipo interdisciplinario serán:

  • Optimizar la articulación y coordinación entre organismos de gobierno (salud, desarrollo humano, educación y justicia) para efectuar prevención del aborto y asistencia a las madres en riesgo, a las víctimas, al nasciturus y sus familiares.
  • Asesorar a la madre y familiares respecto a la necesidad de protección integral del niño no nacido; a la madre en los casos de riesgo de vida y a la mujer víctima de ataque sexual en todos los casos. El profesional deberá esclarecer que en el caso de aborto se mata el niño no nacido y que su responsabilidad debe ser, hacer lo concerniente a que su hijo nazca con vida, dándole a conocer como se mata al niño practicando un aborto.
  • Disminuir en cuanto sea posible  los problemas físicos y psicológicos de la madre produciendo las derivaciones correspondientes tendientes a valorizar la vida del hijo concebido y de la madre y puntualizando en las consecuencias del aborto.
  • En el caso de la mujer que diga haber sido violada, los primeros pasos deben consistir en establecer si la mujer esta efectivamente embarazada, saber el tiempo de embarazo y confirmar el nivel de riesgo de la vida de la madre. En esta etapa de atención será el momento en que el equipo brindará información adecuada, completa y veraz a fin de ayudar a la mujer a que tome conciencia sobre el derecho a la vida del concebido.
  • El abordaje de los casos deberá desarrollarse protegiendo el derecho a las dos vidas y a la dignidad humana del nasciturus y de la mujer embarazada en riesgo de salud.

6) Promover para todos los sujetos de aprendizaje  de San Juan, una educación integral afectiva-sexual, considerando al hombre como un ser bio-psico-social y espiritual  según los principios de la Bioética Personalista, ontológicamente fundada.

7)  Favorecer la implementación de la ley de educación sexual argentina N*26150/2006 y los lineamentos curriculares pautados en la Res. CFE 045/2008, en las escuelas de la provincia de San Juan, en cuanto  no se oponga a los fundamentos de la Bioética Personalista. No deberán incorporarse las técnicas abortivas a los contenidos de la educación.

8) Garantizar  en todo organismo público de la provincia de San Juan, en especial el Ministerio de Educación, la información sobre el derecho a la vida y  la formación del sentimiento moral a todas las embarazadas en riesgo de vida,  con la participación de  los Gabinetes Técnicos Interdisciplinarios de Educación dependientes de dicho ministerio, creados en San Juan desde 1977.

9) Promover  con la educación integral afectiva-sexual, actitudes positivas y comportamientos responsables que posibiliten sujetos sanos, equilibrados y una mejora en las relaciones humanas y en la formación de parejas felices.

10) Lograr concientizar a través de la educación integral afectiva-sexual que no se debe despenalizarse el aborto, porque:

-El Derecho se determina por lo justo, no por el gusto o el deseo de uno, varios o muchos.

-Cuando el Derecho rechaza el aborto, no establece diferencias injustificadas, sino que extiende a todos las mismas e iguales exigencias de justicia para proteger la vida humana, la familia y el bien común.

- La vida humana comienza con la concepción.

-El derecho a la vida es el primer derecho humano.

-El aborto voluntario es siempre un homicidio.

-Nadie tiene derecho a matar un ser humano inocente.

-El aborto: legal o ilegal  es un delito, no interrumpe el embarazo, interrumpe la vida del no nacido.

-La Medicina y todas las Ciencias deben salvar vidas y no destruirla.

-La familia es fundamental en la edificación de la cultura de la vida.

-Todo acto educativo debe exaltar lo humano.

-La educación debe promover el respeto total a la dignidad de la persona durante toda  su vida.

 -La ética y la moral que regulan la conducta del hombre, son los pilares de la educación integral afectivo- sexual.

 

  1. PROPUESTA DE ESTRATEGIAS

Para coadyuvar al logro del desafiante objetivo de la prevención del aborto en la provincia de San Juan y superar ciertos reduccionismos, antinaturales, biológicos, psicologistas cuando se trata de la educación integral afectivo-sexual a fin de favorecer el primer derecho natural: La VIDA, se proponen las siguientes estrategias:

* ESTABLECER coordinación con la Diplomatura en Educación Sexual Integral que desarrolla la Universidad Católica de Cuyo, a través del Instituto de Bioética, para diseñar campañas, talleres con padres, docentes y profesionales, conferencias, simposios centrados en la problemática de la cultura de la vida.

* CONVOCAR desde la Cátedra de Bioética de la Facultad de Medicina de la Universidad Católica de Cuyo, a instituciones oficiales y otras organizaciones públicas y privadas, interesadas en  fomentar la educación integral afectivo-sexual desde la óptica de personalismo ontológicamente fundado

* CONVOCAR a integrarse a instituciones y  organizaciones públicas y privadas, interesadas en fomentar la educación integral afectiva-sexual, desde la óptica de la Bioética personalista ontológicamente fundada, para generar acciones interdisciplinarias que promuevan la no realización del aborto.

* PROMOVER con organizaciones pro-vida, que estén dedicadas a hombres y mujeres afectados por el aborto a realizar investigaciones interdisciplinarias sobre las consecuencias del aborto.

* COADYUVAR desde el Instituto de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo con los Ministerio de Salud Pública, Desarrollo Humano y de Educación en:

-Realizar  actividades de prevención y de capacitación respecto del aborto coordinando con el área de docencia e investigación de los hospitales públicos.

-Brindar información y estadísticas a la población referidas a las enfermedades y consecuencias físico-psíquicas del aborto.

*Realizar con instituciones educativas, universidades, ONG y  organismos públicos campañas de educación integral afectiva-sexual a fin de prevenir el  aborto

*IMPULSAR, con la Escuela de la Familia de San Juan, medidas tendientes a la educación integral afectiva-sexual como complemento del amor de los esposos, poniendo el acento en la responsabilidad frente a la paternidad para prevenir en todos los casos, la mera posibilidad de realizar un aborto.

*COORDINAR con El Ministerio de Educación para  a través de la Dirección de Gabinetes Técnicos Interdisciplinarios de Educación se lleven a cabo actividades conjuntas sobre educación emocional y de asesoramiento a mujeres  embarazadas en riesgo de vida.

*COORDINAR  con  Instituto Santa Teresa la realización de un ateneo sobre aborto y educación del sentimiento moral.

*DICTAR Cursos sobre “El Aborto” con las siguientes temáticas:

-El don de la vida humana como fundamento de la Bioética Personalista.

- Dimensiones y aportes jurídicos, bioéticos y psicopedagógicos del aborto.

*PROPONER al Congreso de la Nación la modificación del art.86 inciso primero del Código Penal Argentino se incluya que la vida se inicia desde la concepción en el seno materno (en  lo ratificado en las convenciones y ante los avances científicos en la materia, garantizando a través de los servicios de Salud Pública del Estado Argentino la asistencia a toda mujer embarazada que se encuentre en riesgo de vida. Por cuanto existen tratamientos médicos que pueden lograr definir cuando el embarazo es de riesgo grave y poder continuar, aplicando un estricto seguimiento a la madre y terapéutica.

  1. CONCLUSION

La Bioética, el Derecho y la Psicopedagogía implican una accionar interdisciplinario  para prevenir el aborto, promover el derecho a las dos vidas en el abordaje de las mujeres embarazadas con riesgo de vida y víctimas de violación, comprendidas en el aborto no punible del Código Penal Argentino y para promover asesoramientos, orientaciones legales y aprendizajes sanos, por medio de la “educación integral afectiva sexual” en los ámbitos cognitivo, volitivo y afectivo; orientando al desarrollo del dominio de sí, la adquisición de virtudes, el juicio crítico y conciencia moral para asumir y ejercer la sexualidad desde la perspectiva humanista y de los principios de la Bioética Personalista Ontológicamente Fundada, propiciando el conocimiento de sus derechos y los del nasciturus.

  1. BIBLIOGRAFIA Y NOTAS

*ANDORNO, Roberto L., El Derecho a la Vida (1989) ¿Cuándo Comienza? (A propósito de la fecundación “in vitro”), en “ED” Tomo 131.

* ANDORNO, Roberto, (1995) ¿Es Inconstitucional la Incriminación del Aborto?, en “La Ley Buenos Aires”

*ACADEMIA DE MEDICINA DE LA REPÚBLICA ARGENTINA (www.acamedbai.org.ar) 30 de julio de 2015)

*ÁLVAREZ TRONGÉ, Manuel (2016) “La educación del futuro” Proyecto Educar 2050

* AGUER, Héctor (2011) Bioética y pastoral de la vida. Argentina

* ANDUJAR, M y BUENO, M (2013) “Educación Sexual en la Escuela” Ed. IGZ-San Juan-Argentina

**Bioética y pastoral de la vida. http://fraynelson.com/

* BOTTINI DE REY, Zamira (1988) “Educación de La Sexualidad” Ed. Estrada. Bs.As. Argentina.

* CALDERONE, Mary. “(1960).”Abortos ilegales como un problema de salud pública” EEUU

* CASTAÑEDA, Adolfo J. (2016) “Bioética y pastoral de la vida. Educación de la sexualidad”.

*CONSTITUCIÓN NACIONAL de la República Argentina. Constitución de la Provincia de San Juan.

** DI PIETRO, María Luisa “Sexualidad y Procreación Humana” Editorial de la UCA. Argentina-.

* FOLKENAND, Raquel (2007)”Fundamentos para una educación en el amor” Fondo Editorial U. C. C -

* FAZIO, M. García (2008) “Las corrientes culturales contemporáneas”. Ed. El Ateneo. Bs, As. Argentina.

* FRANCK, Inés. (2011) “Educación Sexual Integral “para la Conferencia Episcopal- Argentina

 * DECLARACIÓN DE NAVARRA (2009) “Universidad y vida”. Por la nueva ley del aborto en España.

* FRANCISCO –Papa-(2016) “AMORIS LAETITIA (LA ALEGRÍA DEL AMOR) “www.vatican.va

* FUENTES, Miguel A. (2007)”Las verdades robadas” EDIVE, San Rafael, Mendoza, Argentina

*GALAN, Carlos Luis y BRARDINELLI, Rodolfo, Luis (2010) “Manual de la Doctrina Social de la Iglesia” Ediciones del Encuentro. Buenos Aires Argentina.

* GARCÍA, José Juan (2004) “Bioética y Persona Humana”. San Juan. Argentina

* GARCÍA, José Juan (2006) “Compendio de Bioética”. Librería Córdoba. Buenos Aires, Argentina.

* GINDIN, León Roberto (2000). Editor www.consultasex.com .Universidad Abierta Interamericana.

* JUAN PABLO II-Encíclica Evangelium Vitae (n, 97). N°12.

*JACOBY, Tamar (1988) “¿Acaso el hombre no tiene voto?” Newsweek Magazine.

*LAFERRIÉRE Jorge Nicolás,” El Derecho ante las nuevas Cuestiones de la Bioética”. Argentina.

*LIPOVETSKY, Gilles (1986) “La era del vacío”  Barcelona. Ed. Anagrama España.

* Ley Nacional N° 26.150 (2006) “Programa Nacional de Educación Sexual Integral” República Argentina

* MAGUIRE, Daniel C. (1983) “El Aborto: Una Guía para Tomar decisiones éticas.”

* MARTIN, O y MADRID, E (2006) “Didáctica de la Educación sexual”  Ed. SB. Buenos Aires-Argentina.

*PALAZZANI, L (1993) “La fundamentación personalista en Bioética” Cuadernos de Bioética. Argentina.

* PAVÍA, María Carolina (2013) “Consecuencias psicológicas del aborto en la mujer a muy corto plazo. Búsqueda de indicadores objetivos en el Psicodiagnóstico de Rorschach” Universidad Católica Argentina.  República Argentina. 

* PEYRANO, Guillermo F. (2003) “Bioética, Dignidad y Derecho”, en “JA”, Tomo III.

* POSAVAC, E. y MILLER, T. (1991) “Las secuelas psicológicas del aborto terapéutico - EEUU

*RODRÍGUEZ VARELA, Alberto, (1990) “Vicisitudes del Derecho a Nacer”, en “La Ley” Tomo B

* RUE, V, SPECKHARD, A, ROGERS, J.  (1987) “Las Secuelas Psicológicas del Aborto” Washington.

* SERRA, Ángelo (2006) “La contribución de la Biología al estatuto del embrión”www.bioeticaweb.com

* SGRECCIA, Elio (2000) “Manual de Bioética” Ed. Diana México.

*VATTIMO, Gianni. (1988)”El pensamiento débil” Madrid España.

* VIGOSTSKY, Liev (2001) “Psicología y Educación “Psicología Pedagógica” Ed. AIQUE.

*“Donum Vitae” Congregación para la doctrina de la Fe.

¿Cómo citar esta voz?

Sugerimos el siguiente modo de citar, que contiene los datos editoriales necesarios para la atribución de la obra a sus autores y su consulta, tal y como se encontraba en la red en el momento en que fue consultada: Emilia Carmen Greco De Saad, María Estela Tejada, MUJER EMBARAZADA EN RIESGO Y ABORTO, en García, José Juan (director): Enciclopedia de Bioética.

 

[1]  Constitución Nacional  Argentina: Art. 19… “Ningún habitante de la Nación será obligado a hacer lo que no manda la ley, ni privado de lo que ella no prohíbe”. 

[2]   Código Civil y Comercial Argentino, Art. 26: que “presume que el adolescente entre 13 y 16 años tiene aptitud para decidir por sí respecto de aquellos tratamientos que no resultan invasivos, ni comprometen su estado de salud o provocan un riesgo grave en su vida o integridad física. Si se trata de tratamientos invasivos que comprometen su estado de salud o está en riesgo la integridad o la vida, el adolescente debe prestar su consentimiento con la asistencia de sus progenitores…”

[3]   CODIGO PENAL ARGENTINO. TITULO I-Capítulo I. - DELITOS CONTRA LA VIDA .ARTICULO 86

Incurrirán en las penas establecidas en el artículo anterior y sufrirán, además, inhabilitación especial por doble tiempo que el de la condena, los médicos, cirujanos, parteras o farmacéuticos que abusaren de su ciencia o arte para causar el aborto o cooperaren a causarlo.

El aborto practicado por un médico diplomado con el consentimiento de la mujer encinta, no es punible:

1º Si se ha hecho con el fin de evitar un peligro para la vida o la salud de la madre y si este peligro no puede ser evitado por otros medios.

2º Si el embarazo proviene de una violación o de un atentado al pudor cometido sobre una mujer idiota o demente. En este caso, el consentimiento de su representante legal deberá ser requerido para el aborto

TERAPIA GÉNICA. ESTIMACIÓN DEL SABER MÉDICO.

Autores: Charbel Abdon*, Fabricio Norte* et al

ÍNDICE

  1. Introducción
  2. Enfermedades neurodegenerativas
    • Enfermedad de Alzheimer (EA)
    • Ataxia Friedreich (EF)
    • Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)
    • Enfermedad de Huntington (EH)
  3. Investigaciones
    • Dedo de Zinc
    • Sistema CRISPR
    • Terapia Antisentido
    • AMT-130
  4. Terapia Génica. Criterios y requerimientos
    • Modalidades
  5. Aspectos Legales
    • Derecho sobre el cuerpo humano
    • Manipulación genética

 

  1. Aspectos Bioéticos
    • Principios Bioéticos Fundamentales
  2. Conclusiones
  3. Bibliografía y Notas

 

  1. Introducción

 

Actualmente, en el campo de las ciencias médicas, existe evidencia que hay factores genéticos que pueden determinar o acelerar la aparición de ciertas enfermedades neurodegenerativas.

En este trabajo se abordará la Enfermedad de Huntington (EH), Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA), Ataxia de Friedreich (EF), Enfermedad de Alzheimer (EA); en particular el gen alterado, sus síntomas, diagnóstico y tratamiento.

Solo existen tratamientos paliativos para las personas que padecen dichas enfermedades. Es por esto que diversos organismos están investigando la manipulación genética en animales para cambiar el curso de la enfermedad y llegar a un tratamiento efectivo que revierta la misma.

En Argentina, con la sanción del nuevo Código Civil y Comercial, se prohíben las prácticas destinadas a la modificación de la constitución genética de la descendencia, ya que el embrión humano es reconocido en su dignidad de persona; por lo tanto, existirían controversias bioéticas. Desde este punto de vista, el debate se plantea en base al principio de beneficencia, el cual supone disminuir los posibles daños y maximizar los beneficios. En base a esto, se postula si los beneficios obtenidos a partir de la terapia génica, justifican los riesgos de la misma.

 

Este proyecto surge a partir de la necesidad de averiguar los conocimientos que poseen los profesionales de la salud de las instituciones mencionadas (Hospital Marcial Quiroga, Hospital Dr. Guillermo Rawson y Universidad Católica de Cuyo), acerca de los aspectos bioéticos y legales de la manipulación genética como tratamiento de las enfermedades neurodegenerativas (Esclerosis Lateral Amiotrófica, Enfermedad de Huntington, Ataxia de Friedreich y Enfermedad de Alzheimer) para así poder objetivar dichas sapiencias, y en base a eso evaluar la posibilidad de sensibilizar, concientizar y formar a la población sobre dichos temas. Por otro lado, otorga sustento bioético a los proyectos de investigación de la UCCuyo, específicamente en el Departamento de Neurociencias, siguiendo sus líneas de investigación (Enfermedad de Alzheimer).

 

  1. Enfermedades neurodegenerativas.

Existen varias enfermedades neurodegenerativas asociadas a mutaciones en un gen en particular, entre ellas, Esclerosis Lateral Amiotrófica, Corea de Huntington, Ataxia de Friedreich y enfermedad de Alzheimer. A continuación, haremos una descripción de las cuatro enfermedades mencionadas y trataremos también los conceptos de la Terapia Génica como forma de tratamiento de dichas patologías.

Podemos definir la enfermedad neurodegenerativa considerando que  se trata de un grupo de desórdenes cognitivos, los cuales que se caracterizan por un aumento en los procesos de muerte celular, reduciendo así el número de neuronas y generando cambios en la conducta. Esta pérdida progresiva de células nerviosas es lo que origina los síntomas y signos neurológicos y neuropsicológicos de cada una de las enfermedades. (1)

  • Enfermedad de Alzheimer (EA)

Dentro de las enfermedades neurodegenerativas, nos referimos a la Enfermedad de Alzheimer como un trastorno neurodegenerativo progresivo que afecta la memoria y todas las funciones cognitivas y que generalmente se presenta en forma esporádica. No obstante, pero en aproximadamente en un 10% de los pacientes se manifiesta en forma familiar. Las formas familiares pueden tener una edad de inicio tardío o precoz. El Alzheimer familiar de inicio precoz antes de los 60 años de edad, tiene un patrón de herencia autosómico dominante y puede ser causado por mutaciones en el gen de la Proteína Precursora Amiloide, Presenilina 1 o Presenilina 2. La presencia del alelo ApoE4 es el factor de susceptibilidad genética universalmente más reconocido en el Alzheimer esporádico. (2)

Se trata de una enfermedad de compleja patogenia que y se caracteriza desde el punto de vista anatómico por:

  • pérdida de neuronas y sinapsis
  • presencia de placas seniles formadas por la proteína beta-amiloidea
  • presencia de marañas constituidas por la proteína tau entre las neuronas dañadas y muertas(3)

El tratamiento de la EA involucra el tratamiento farmacológico, estimulación de la actividad y la orientación familiar. A su vez, el tratamiento farmacológico se refiere a medicamentos cuyo objetivo es mejorar los defectos cognitivos y otros destinados a corregir los trastornos conductuales. (4)

En relación a la experimentación sobre terapia génica en enfermedad de EA, el equipo de científicos del Imperial College de Londres, del que forma parte la investigadora española Magdalena Sastre, utilizó un tipo de virus modificado –un vector de lentivirus, usado comúnmente en terapia génica– para distribuir el gen a las células cerebrales. Estudios previos realizados por el mismo grupo ya sugerían que el gen, llamado PGC1-alfa, puede frenar la formación de la proteína beta-amiloide en células en el laboratorio.

«Aunque los resultados son preliminares, indican que esta terapia génica podría tener un uso terapéutico para los pacientes», explica la experta del Imperial College. «Pero de momento la técnica es muy invasiva, la única manera de administrar el gen es a través de una inyección directamente en el cerebro».

Así, el equipo inyectó el virus, que contiene el gen PGC1-alfa, en dos áreas del cerebro de ratones susceptibles a EA, el hipocampo y la corteza, ya que son las primeras regiones que desarrollan las placas amiloides.

Los animales fueron tratados en las primeras etapas de la patología. Tras cuatro meses, los científicos encontraron que los ratones que recibieron el gen tenían muy pocas placas amiloides en comparación con los ratones no tratados, cuyos cerebros presentaban múltiples placas. Además, los ratones tratados eran capaces de realizar con éxito tareas de memoria igual que los ratones sanos. Tampoco se observó pérdida de células cerebrales en el hipocampo de los ratones que recibieron el tratamiento.

Igualmente, los ratones tratados tuvieron una reducción en el número de células gliales, que en la enfermedad de Alzheimer pueden liberar sustancias inflamatorias tóxicas que empeoran el daño celular.

Ahora esperan llevar estos resultados a la práctica clínica. «Debemos poner a prueba si este tipo de terapia podría ser utilizada con seguridad y eficacia en seres humanos», concluye Sastre. «En una enfermedad que necesita urgentemente nuevas opciones para los pacientes, este trabajo ofrece esperanza para futuras terapias». 5

  • Ataxia Friedreich (EF)

          Siguiendo con el desarrollo de las enfermedades, abordaremos la Ataxia de Friedreich. Es una forma grave de degeneración espinocerebelosa que se caracteriza por las alteraciones degenerativas en los tractos posterior y lateral de la médula espinal y el cerebelo, que originan la pérdida del sentido de la posición.

La ataxia se define como una falta o irregularidad de la coordinación, especialmente de los movimientos musculares sin debilidad o espasmos de éstos. (6) Esta es una enfermedad hereditaria en la que existe un trastorno genético autosómico recesivo (el individuo afectado debe heredar una copia del gen defectuoso de ambos padres) y se caracteriza por causar un daño progresivo al sistema nervioso. (7)

La causa de EF es un defecto en gen ubicado en el cromosoma 9, llamado FXN. Debido al código anormal heredado, una secuencia de bases en particular (GAA) se repite muchas veces. Normalmente, la secuencia GAA se repite 7 a 22 veces, pero en las personas con EF puede repetirse cientos o aún más de mil veces. Este tipo de anormalidad se llama expansión de la repetición de tripletes.

La expansión de la repetición de tripletes aparentemente altera el armado normal de las proteínas, reduciendo en grandes proporciones la cantidad de la proteína frataxina, que es mitocondrial y está implicada en la producción de energía. La investigación sugiere que sin un nivel normal de frataxina, ciertas células del organismo (especialmente el cerebro, la médula espinal y las células musculares) no pueden producir energía eficazmente y tienen una acumulación de subproductos tóxicos, lo que conlleva a la destrucción celular. Cuantas más copias del triplete tenga la persona, más temprano en la vida será el comienzo de la enfermedad y más rápida su evolución. (8) (9)

Con respecto a las pruebas experimentales sobre terapia génica en EF, investigadores de la UCLA, después de desarrollar un modelo de ratón con esta enfermedad que muestra síntomas similares a los pacientes, descubrieron que muchos de los primeros síntomas son completamente reversibles cuando se revierte el defecto genético relacionado con la ataxia. Se necesitaba un modelo de ratón para ayudar a los investigadores a determinar las consecuencias de la reducción de la frataxina en todo el cuerpo. En el nuevo trabajo, Geschwind y sus colegas desarrollaron un ratón en el que el gen FXN puede ser bloqueado por una cadena de ARN controlada por un antibiótico. Los niveles más altos de antibiótico conducen a un mayor bloqueo del gen y, por lo tanto, niveles más bajos de proteína frataxina. Este sistema permitió mantener un control estricto sobre los niveles de frataxina a lo largo de la vida de ratones, permitiendo que se desarrollaran normalmente durante tres meses antes de administrar antibióticos para reducir los niveles de frataxina. Después de 12 semanas con bajos niveles de frataxina, el estudio encontró que los ratones tienen síntomas similares a los que se observan en humanos con la enfermedad, como pérdida de peso, ataxia, deterioro de la marcha, espalda encorvada y reducción de la fuerza muscular. Cuando los investigadores dejaron de administrar antibióticos a los ratones enfermos, dejando que los niveles de frataxina volvieran a la normalidad, la mayoría de los síntomas desaparecieron.

Los hallazgos del estudio sugieren que un poco de disfunción  observada en los pacientes, en los primeros años de la enfermedad, representa una disfunción neuronal reversible en lugar de la muerte celular y la pérdida de neuronas.

Los investigadores también utilizaron el modelo de ratón para estudiar qué otros genes y proteínas se ven afectados de inmediato por la reducción de la frataxina, lo que ayuda a señalar el camino hacia nuevos objetivos farmacológicos. Esperan continuar esta línea de trabajo, estudiando los cambios bioquímicos que ocurren junto con  AF. También están logrando que este modelo se encuentre disponible para laboratorios académicos y comerciales que ya se buscan medicamentos que pretenden aumentar los niveles de frataxina en pacientes humanos. En estos casos, el nuevo modelo de ratón se puede usar para probar su efectividad. (10)

Un segundo estudio basado en la "Recuperación funcional en un modelo de ratón de AF por transferencia del gen Frataxin con un vector HSV-1 Amplicon", tuvo como objetivo generar ratones condicionales transgénicos de frataxina. Mostraron la expresión de la frataxina CRE- con vectores del virus de herpes tipo 1 (HSV-1) amplicon simplex. También lograron la entrega “in vivo” por inyección estereotáxica de estos vectores CRE-expresión en el tronco cerebral de ratones loxP [frda] para generar un modelo knockout de gen localizado. Estos ratones desarrollan un déficit conductual en el análisis con rotarod perceptible tras cuatro semanas, y cuando son inyectados con vectores amplicon HSV-1, que expresan la frataxina humana ADN complementaria (cDNA), exhiben recuperación conductual a las cuatro semanas después de la segunda inyección. Concluyeron que es la primera prueba inicial de recuperación de la función neurológica por agente terapéutico dirigido a corregir la deficiencia de frataxina. (11)

Un tercer estudio titulado “La eritropoyetina y los agonistas de moléculas pequeñas del receptor de eritropoyetina protectora de tejidos aumentan la expresión de FXN en células neuronales in vitro y en ratones KIKO deficientes en Fxn in vivo”, investigadores de STATegics y la Université Libre de Bruxelles evaluaron el potencial terapéutico de dos pequeñas moléculas, STS-E412 y STS-E424, para el tratamiento de EF. Han demostrado que la EPO humana producida en laboratorio (rhEPO) aumenta los niveles de frataxina en varias células humanas en entornos experimentales y estudios clínicos en primeras fases. El equipo de investigadores probó STS-E412 y STS-E424 en células neuronales humanas y de ratón,   observando un aumento de dos veces en la expresión de FNX. Este efecto positivo también se observó en las células sanguíneas recogidas de pacientes con EF. Pero el efecto de estas pequeñas moléculas no se limitó a la proteína. Los investigadores también observaron niveles aumentados de mRNA de FXN en células expuestas a STS-E412 y STS-E424. Este hallazgo sugiere que la actividad de estos candidatos a la terapia también puede afectar a la expresión génica FXN y no sólo la estabilidad de la proteína. El efecto del ARNm observado fue similar al encontrado en el tratamiento con inhibidores de HDAC, una terapia potencial para EF, actualmente bajo investigación. Los investigadores confirmaron estos hallazgos en ratones deficientes en FXN. Tras el tratamiento con STS-E412 y STS- E424, los animales presentaron niveles aumentados de FXN en el corazón similar a rhEPO. Además, estas pequeñas moléculas también podrían aumentar los niveles de FXN en los cerebros de los animales, que la proteína rhEPO no logró. Los resultados aquí descritos ilustran que estas moléculas pequeñas, como rhEPO, aumentan el ARNm y la proteína FXN in vitro y en un modelo de roedores de FA”, escribieron los autores. “Significativamente, su pequeño tamaño y consecuente permeabilidad de los tejidos y la capacidad de cruzar la barrera hematoencefálica para aumentar la proteína FXN en el cerebro,. La actividad citoprotectora amplia, la falta de actividad eritropoyética y la biodisponibilidad oral sugieren que STS-E412 y STS-E424 pueden tener propiedades terapéuticas Potencial en el tratamiento de FA. (12)

  • Esclerosis Lateral Amiotrófica (ELA)

Es una enfermedad neurodegenerativa progresiva que ataca las neuronas motoras o motoneuronas. Estas son células nerviosas que se encuentran en el cerebro y la médula espinal, y controlan el funcionamiento de los músculos. Los mensajes gradualmente dejan de llegar a los mismos, lo cual lleva a tener debilidad, rigidez y atrofia.

La ELA es una condición que limita la vida en forma progresiva y que puede afectar el caminar, el habla, la deglución y la respiración. Sin embargo, no todos los síntomas necesariamente les suceden a todos y es poco probable que todos ellos se desarrollen al mismo tiempo, o en algún orden específico.

Se cree que existe un gen implicado en ELA, llamado NEK1. Este gen se ha relacionado con varias funciones celulares, incluyendo la formación de cilios, la respuesta al daño del ADN, la estabilidad de los microtúbulos, la morfología neuronal y la polaridad axonal.

Existe un estudio sobre ELA hereditario, realizado por Project MinE, en el cual se analizaron los genes vinculados con el riesgo de padecer la enfermedad en familias que la han sufrido. El mismo detectó la presencia del gen NEK1, lo cual significa que los científicos pueden ahora desarrollar una terapia genética para tratar la enfermedad.

ELA también puede afectar a los nervios que controlan los sentidos, tales como el tacto y la vista, conocidos como neuronas sensoriales, aunque no es lo habitual. (13) (14) A diferencia de las enfermedades anteriores, en este caso existen trabajos de investigación realizados en ratones, sin embargo, no hay experimentación en humanos.

Entre las nuevas estrategias terapéuticas experimentales para ELA, se encuentran la terapia génica y celular. El empleo del ARN de interferencia (ARNi) para disminuir o abolir la expresión de un gen específico ha dado resultados prometedores en modelos experimentales. Por ejemplo, se ha demostrado que la inhibición de la expresión de SOD1 mediante terapia génica con ARNi en ratones transgénicos para ese gen, ha logrado mejorar la supervivencia de las motoneuronas superiores en la médula espinal, así como un retraso en el inicio de los síntomas y mejoría en la actividad motora.

Por otro lado, también se han empleado vectores virales como vehículo de expresión de factores tróficos en modelos de ELA, como es el caso del GDNF (Factor Neurotrófico Derivado de la Glia) y el IGF-1, este último mostrando una eficacia terapéutica significativa. La terapia celular permite reemplazar células pérdidas o proveer un soporte funcional a las células dañadas para prevenir su degeneración posterior. En ELA, la sustitución de las motoneuronas superiores pérdidas es casi improbable debido al tiempo requerido para el crecimiento axonal y la re inervación muscular, como  la veloz progresión de la enfermedad.

Las investigaciones se han enfocado en la obtención de células de soporte para proteger a las motoneuronas superiores que permanecen vivas. Entre ellas podemos mencionar las células madres neuronales progenitoras, las células derivadas de una línea de teratocarcinoma humano y de células de Sertoli, así como células sanguíneas de cordón umbilical humano.

Es posible que las discrepancias entre los estudios preclínicos y clínicos de ELA se deban a las limitaciones en los modelos “in vitro” e “in vivo” de la enfermedad. Las diferencias fisiológicas, anatómicas y genéticas entre humanos y ratones impiden la extrapolación precisa de la dosis y la farmacocinética. Los ratones transgénicos para SOD1 mutante han sido usados ampliamente en los estudios preclínicos. Estos candidatos pudieran funcionar en los casos de ELA asociados a defectos en SOD1, pero no en el resto de los pacientes que constituyen la mayoría. (15)

El trasplante de células madre es una estrategia potencial para el tratamiento de ELA (normalmente el trasplante se realiza con células de la médula ósea aunque no siempre sea así).

En cuanto a la técnica de trasplante, cabe destacar la labor de unos cuantos científicos del centro John Hopkins en Mariland (EEUU)  quienes han llevado a cabo la siguiente investigación: mediante el trasplante de células embrionarias de ratón procedentes del bulbo olfatorio de un cerebro de ratón adulto, comprobaron que se retardan los síntomas y la muerte neuronal en pacientes afectados por ELA. Las células madre del bulbo olfatorio de un individuo adulto son una fuente potencial de células madre no embrionarias (adultas) que podrían usarse en el reemplazo de células nerviosas perdidas como consecuencia de ELA.

También ha sido descripto que la administración intravenosa de una alta dosis de células madre (del cordón umbilical) en ratones SOD1 aumenta su esperanza de vida (Ende et al., 2000; Garbuzova- Davis et al., 2003). Una de estas investigaciones de administración intravenosa se realizó en el departamento de neurocirugía de la Universidad del Sur de Florida. Como principal objetivo se planteó determinar los efectos a largo plazo de la administración intravenosa de células sanguíneas mononucleares derivadas del cordón umbilical humano, sobre la progresión de la enfermedad en modelos de ratones con una sintomatología bien definida de ELA.

Además de esto, se examinó la distribución de las células administradas tanto dentro como fuera del sistema nervioso, la migración de las células trasplantadas hacia áreas degeneradas de cerebro y médula espinal, como así también, su correspondiente inmunofenotipo.

Las fuentes de obtención de las células madre también han resultado un importante objeto de estudio para la investigación. Ya se ha hecho referencia a las de la médula ósea, las del bulbo olfatorio y las del cordón umbilical. (16)

  • Enfermedad de Huntington (EH)

          Es un trastorno neurodegenerativo hereditario que se presenta por lo general en personas de mediana edad. Es progresiva y altamente incapacitante; puede presentase con síntomas psiquiátricos y trastornos neuropsicológicos como: atención, concentración, aprendizaje, memoria, lenguaje, percepción y funciones ejecutivas. (17) (18)

De hecho, la enfermedad de Huntington es una afección neurodegenerativa, progresiva, y hereditaria con un patrón de herencia autosómico dominante, que provoca trastornos en el control motor y emocional, en la capacidad cognitiva, y como así también un movimiento clásicamente coreico.

Genéticamente esta patología se debe a la expansión de una secuencia repetitiva de CAG -en los cromosomas normales hay aparecen entre 9 y 39 repeticiones, aunque la mayoría suelen contener menos de 30 (18-19 de media); las personas que han heredado dicho gen de manera anormal presentan un número de tripletes GAC superior a 39 (hasta 120 o más)- contenida en el gen IT15, que codifica para una proteína poliglutamínica con una manifiesta tendencia a formar agregados intra o perinucleares. El descubrimiento de la mutación causal de esta enfermedad ha hecho posible la implementación de programas para el diagnóstico molecular, presintomático y prenatal, así como un significativo avance en la comprensión de los mecanismos moleculares involucrados y la búsqueda de opciones terapéuticas. (17) (18)

Cabe destacar que en esta enfermedad existen estudios que respaldan el tratamiento por medio de terapia génica. Esta es una importante vía en la búsqueda de un posible tratamiento de la enfermedad. Consiste en la introducción de diferentes transcriptos génicos a nivel celular para inhibir la transcripción o traducción de la proteína mutada, incluso se puede restituir su función normal sustituyendo el gen defectuoso por uno nuevo.

En la actualidad la mayoría de ensayos se encuentran en fase preclínica pero con notables resultados positivos.

Estudios experimentales respaldan una nueva estrategia para el tratamiento HD usando oligonucleótidos (ONs) dirigidos directamente al ADN de repetición de trinucleótidos HTT. Se consiguió una reducción parcial, pero significativa y potencialmente a largo plazo, tanto de HTT como de mRNA y también de proteína. (18)

Otra técnica terapéutica que se muestra prometedora, es el uso de siRNAs (small interference RNA) para disminuir la expresión del gen de la huntingtina mutado. El ARN de interferencia (ARNi) es un mecanismo biológico presente en las células de muchos organismos, incluido el humano, que interviene en el silenciamiento génico postrancripcional y lo hace apareándose por complementariedad con un ARN mensajero diana. La terapia génica se basa en el diseño de moléculas de ARNi que mimeticen las generadas por el propio organismo, silenciando así el ARN de la huntingtina mutada.

Para hacerlo de manera artificial es necesario introducir en la célula el ARNi sintetizado complementario al ARNm mutado. Para ello se utilizan vectores virales como los retrovirus y fusiones de ARNsi en liposomas.

Hasta ahora esta terapia solo se ha estudiado en ratones transgénicos con EH y los resultados evidenciaron una disminución en la producción de huntingtina mutada. Sin embargo, se ha reportado que los ARNsi artificiales pueden tener efectos no específicos (efectos off-target), es decir que pueden regular la expresión de blancos involuntarios u obstaculizar la incorporación de otros ARNsi. Además, el bloqueo completo de la huntingtina puede ocasionar también efectos negativos. (19)

  1. Investigaciones

         

  • Dedo de Zinc

En el año 2016, un equipo liderado por el Dr. Mark Isalan, investigador en el Imperial College de Londres, diseñó una proteína terapéutica llamada “dedo de zinc”. Se trata de una proteína que apunta hacia las copias mutantes del gen de Huntington y reprime su capacidad para generar proteínas dañinas.

En un nuevo estudio que publicó la revista Molecular Neurodegeneration, llevado a cabo con ratones, se mostró cómo la inyección de dedos de zinc consigue reprimir las copias mutantes del gen, al menos, durante seis meses, generando un retroceso de los síntomas dañinos en los animales afectados por esta enfermedad y sin observar ningún efecto secundario nocivo.

Los dedos de zinc se pegan a la secuencia del ADN en el gen de Huntington y “apagan” la expresión de dicho gen. “No sabemos exactamente cómo la mutación del gen de Huntington causa la enfermedad, pero sí que sabemos que al inhibir la mutación de este gen cortamos el problema desde su base – sin darle oportunidad a actuar,” comentó el Dr. Isalan.

En el estudio, los investigadores inyectaron dedos de zinc a 12 ratones con EH. Tras examinar los cerebros de los ratones después de la inyección inicial en diferentes intervalos, los investigadores observaron que el 77% había reprimido la expresión dañina y errónea al cabo de tres semanas, el 61% a las seis semanas, y el 48% a las doce semanas. Tras 24 semanas después de la inyección inicial, todavía había un 23% de represión, lo cual todavía se considera útil a nivel terapéutico. El equipo de Isalan está trabajando ahora en encontrar vías para alargar el periodo de represión incluso más tiempo. (20)

  • Sistema CRISPR

Más tarde, en septiembre de 2016, un estudio de la Universidad de Harvard planteaba una nueva aproximación contra la EH, basada en la inactivación personalizada en cada paciente de la variante mutante responsable de esta condición progresiva.

El equipo de investigadores diseñó una terapia dirigida a inactivar de forma exclusiva el alelo mutante del gen HTT, dejando intacto el alelo normal. Utilizaron la tecnología de edición del genoma CRISPR para eliminar un fragmento del gen HTT específicamente en el alelo mutante. El sistema CRISPR se compone de una enzima que corta el ADN, y un ARN guía que la conduce a la región donde debe llevar a cabo el corte. La utilización de CRISPR en fibroblastos de pacientes con Huntington llevó a la inactivación permanente de la expansión patológica bloqueando la producción de ARN mensajero y proteína huntingtina tóxica, sin afectar a la producción de proteína normal.

Pasar de la modificación del ADN en células de pacientes a utilizar la estrategia en enfermos de Huntington es un paso complejo todavía muy lejos de llevarse a cabo. No obstante, modificar el ADN de forma específica actuando sobre el alelo mutante y evitar la inactivación permanente del alelo normal se presenta como una aproximación muy interesante no sólo para el Huntington sino para otras enfermedades con mecanismos moleculares similares. (21)

  • Terapia Antisentido

En el año 2017 en la revista Nucleic Acids Research y desarrollada por investigadores del prestigioso Instituto Karolinska, mostró que es posible, o al menos experimentalmente, evitar la producción de huntingtina y de su ARN mensajero (ARNm) mediante “terapia antisentido”. Esta terapia consiste en bloquear la acción de determinados genes. Para ello se vale de los llamados oligonucleótidos antisentido, fragmentos simples de ADN que se introducen en las células y evitan la codificación de proteínas.

Según comenta uno de los autores del estudio, el investigador Edvard Smith: “Hemos dado un paso más allá y hemos creado oligonucleótidos que se unen directamente a la secuencia de ADN dañada y bloquean la producción tanto del ARNm como de la proteína.”

Los investigadores introdujeron los oligonucleótidos diseñados en cultivos celulares y encontraron que fueron capaces de evitar la producción de huntingtina. La próxima acción en esta línea de investigación es probar los oligonucleótidos diseñados en ratones modelos de EH, aunque se están perfilando objetivos mucho más ambiciosos. Quizá, en un futuro cercano, esta terapia podría administrarse a través del líquido cefalorraquídeo (22).

 

  • AMT-130

 

Más recientemente, en el año 2017, la FDA estadounidense otorgó la designación de Medicamento Huérfano a AMT-130, una terapia génica para EH desarrollada por la compañía biotecnológica uniQure, que la cual, posiblemente pase a probarse en seres humanos en este año, 2019.

Esta terapia génica para EH utiliza un vector viral para llevar al cerebro los llamados micro-RNA, que regulan la expresión de los genes, en este caso el gen de la huntingtina. La estrategia consiste en silenciar el gen de la huntingtina para evitar los daños que provoca la proteína en el organismo.

La terapia desarrollada por uniQure sigue esa línea utilizando micro-RNA para silenciar el gen, es decir, evitar que se exprese e inhibir de este modo la producción de proteína tóxica. No es la única compañía que está intentando esta vía, pero sí es de las más avanzadas.

Los estudios en animales de experimentación, entre ellos primates no humanos, han mostrado que una inyección del vector en el cerebro ha sido fue suficiente para silenciar el gen.

Aun no se sabe si funcione en seres humanos. Las expectativas son muchas, aunque siempre hay que se debe recordar lo siguiente: que lo que funciona en animales no siempre funciona en seres humanos. Además, las dudas sobre la seguridad siempre rodean a este tipo de procedimiento tan innovador. (23)

  1. Terapia Génica. Criterios y requerimientos

La terapia génica se puede definir como el conjunto de técnicas que permiten vehiculizar secuencias de ADN o de ARN al interior de células diana, con el objetivo de modular la expresión de determinadas proteínas que se encuentran alteradas, revirtiendo así el trastorno biológico que ello produce. Es decir, utiliza la transferencia de material genético o cualquier otro método que permita modificar la información genética del paciente para prevenir o curar enfermedades genéticas. (24) (25)

La terapia génica fue inicialmente concebida como una forma de tratamiento de enfermedades genéticas causadas por mutación de un sólo gen (monogénicas).

El tratamiento definitivo de una enfermedad genética sólo es posible mediante la corrección del defecto genético del gen mutado. Por lo tanto, esta terapia permite la introducción en el organismo del gen normal, el cual debe corregir la alteración genética del organismo receptor.

Los criterios para seleccionar una enfermedad humana como candidata al tratamiento mediante terapia génica son:

  • La enfermedad ha de amenazar gravemente la vida del paciente.
  • Los órganos, tejidos y tipos celulares afectados por la enfermedad han de estar bien caracterizados.
  • La versión normal del gen defectuoso debe haber sido aislada y clonada.
  • El gen normal ha de poder ser introducido en una fracción significativa de células del tejido afectado.
  • El gen debe poderse expresar adecuadamente, generando una cantidad suficiente de proteína normal. (24) (25)

Existen algunos requerimientos básicos para la terapia génica como:

  • El gen debe de estar aislado y disponible para la transferencia.
  • Debe de haber un método efectivo para la clonación.
  • El tejido diana debe de ser accesible para la transferencia del gen.
  • No debe de existir otra terapia efectiva disponible.
  • La terapia no debe dañar al paciente. (26)

La forma más común de terapia génica incluye la inserción de un gen normal para sustituir a uno anormal. También se puede reparar un gen anormal o alterar el grado en el que se active o se desactive dicho gen.

  • Modalidades

En función del tipo de célula que va a ser modificada (diana), existen dos modalidades de terapia génica:

  • Terapia génica de células germinales: aquella dirigida a modificar la dotación genética de las células implicadas en la formación de óvulos y espermatozoides y, por tanto, transmisible a la descendencia. Este tipo de terapia génica sería la indicada para corregir de forma definitiva las enfermedades congénitas una vez que la técnica sea eficaz y segura, situación que no parece darse en el momento actual. La terapia génica de la línea germinal humana no ha sido practicada debido a las limitaciones de la tecnología de manipulación de las células germinales y a considerandos éticos, en especial el peligro de la modificación del conjunto de genes de la especie humana que derivaría en prácticas de eugenesia por selección artificial de genes que confiriesen caracteres ventajosos para el individuo.
  • Terapia génica somática: aquella dirigida a modificar la dotación genética de células no germinales, es decir, de las células somáticas, constituyentes del organismo. Por ello, la modificación genética no puede transmitirse a la descendencia. Por consenso general entre los investigadores y con la legislación actual, basada en motivos éticos y de seguridad, solamente se llevan a cabo protocolos clínicos en este tipo de terapia génica. En principio, la terapia génica somática no ha sido motivo de reservas éticas, salvo en los casos en que ésta sea utilizada para potenciar algún carácter físico, como la altura, sin pretender tratar enfermedad alguna.

Por otra parte, y en función de la estrategia aplicada, la terapia génica también puede clasificarse en:

  • Terapia génica in vivo: el material genético se introduce directamente en las células del organismo, sin que se produzca su extracción ni manipulación in vitro. La gran ventaja de las técnicas in vivo sobre la terapia génica in vitro es su mayor sencillez. Sin embargo, presentan el inconveniente de que el grado de control sobre todo el proceso de transferencia es menor y la eficiencia global es también menor. Además, es muy difícil conseguir que un vector localice a un único tipo de células diana.
  • Terapia génica ex vivo: las células a tratar son extraídas del paciente, aisladas, crecidas en cultivo y sometidas al proceso de transferencia in vitro. Una vez que se han seleccionado las células que han sido efectivamente transducidas, se expanden en cultivo y se introducen de nuevo en el paciente. Sus principales ventajas son el permitir la elección del tipo de célula a tratar, mantener un estrecho control sobre todo el proceso, y la mayor eficacia de la transducción genética. Los problemas más importantes de esta modalidad son la mayor complejidad y coste de los protocolos, así como la imposibilidad de transducir aquellos tejidos que no son susceptibles de crecer en cultivo; además, existe siempre el riesgo de contaminación.

La terapia génica requiere que se transfieran eficientemente los genes clonados a células enfermas, de manera que los genes introducidos sean expresados en cantidad adecuada. Tras la transferencia génica, los genes insertados se pueden llegar a integrar en los cromosomas de la célula, o bien quedar como elementos genéticos extracromosómicos (episomas).

La ventaja de que el gen se integre en el cromosoma implica que puede perpetuarse por replicación cromosómica tras la división celular. Como las células de la progenie también contienen los genes introducidos, se puede obtener una expresión estable a largo plazo. Así, en los tejidos formados por células en división activa, la clave es dirigir la modificación a las células madre.

La transferencia eficiente de genes a las células madre y la posterior expresión del gen estable ofrece, por tanto, la posibilidad de curar un trastorno genético. (24) (25) (27)

  1. Aspectos Legales

Debido a que el presente trabajo se encuentra contextualizado en la provincia de San Juan, Argentina, es de fundamental importancia poder abordar la arista legal sobre el tratamiento de las terapias génicas en enfermedades neurodegenerativas. Por esta razón podemos resaltar aquellos lineamientos legales que se encuentran afines.

Con la llegada del Código Civil y Comercial, que entró en vigencia el primero de agosto de 2015, se incorporaron nuevas reglamentaciones sobre cuestiones bioéticas que atañen y se relacionan con el presente trabajo.

 

  • Derecho sobre el cuerpo humano

 

ARTÍCULO 17.- Los derechos sobre el cuerpo humano o sus partes no tienen un valor comercial sino afectivo, terapéutico, científico, humanitario o social y sólo pueden ser disponibles por su titular siempre que se respete alguno de esos valores y según lo dispongan las leyes especiales.

Este artículo nos indica el carácter extrapatrimonial de las partes del cuerpo humano. Como fundamentos nos encontramos ante lo que sería un derecho personalísimo, y también por la adopción de un sistema basado en el principio de la solidaridad, donde el valor de los derechos sobre el cuerpo humano recae sobre un valor afectivo.

Teniendo en consideración los principios que regulan la bioética (autonomía, beneficencia y justicia), se han estructurado las siguientes pautas:

  1. Deber de información respecto del alcance de las prácticas a realizar en el cuerpo y sobre el eventual aprovechamiento comercial y/o patentamiento de la investigación;
  2. Libre asentimiento sobre la ejecución de aquellas prácticas y sobre el empleo comercial y/o registro de las investigaciones emprendidas, y sobre su revocación, antes y durante la ejecución de las mismas;
  3. Los actos de disposición de las partes separadas del cuerpo no deben ser contrarios a la ley, moral y buenas
  • Manipulación genética

ARTÍCULO 57.- Prácticas prohibidas. Está prohibida toda práctica destinada a producir una alteración genética del embrión que se transmita a su descendencia. Debido a los constantes avances en la medicina y en particular a todo lo relacionado con la genética, han aumentado las posibilidades de incidir artificialmente en la modificación y conformación genética de las personas por nacer.

Este artículo presenta la prohibición de contratar, realizar o planificar manipulaciones cuyo objetivo sea alguna mutación en la genética de la persona humana, cuya práctica lo tornaría como actos civilmente ilícitos, es decir, son considerados nulos y no hay lugar a responsabilidad entre las partes por cualquier daño que se ocasione.

Este artículo tiene mucha relación con lo prescripto en el artículo 51 sobre la inviolabilidad de la persona humana y el derecho en cualquier circunstancia al reconocimiento y respeto de su dignidad, siendo éste último uno de los principios fundamentales de la bioética. Lorenzetti, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, ha dicho manifestado que todos los derechos personalísimos se fundan en el reconocimiento de una dignidad que corresponde a cada ser humano por el solo hecho de serlo, y por ello para englobar a todos esos derechos en una única expresión se utiliza la expresión “derecho a la dignidad”.

Encontramos también al Convenio para la protección de los Derechos Humanos y la Dignidad del Ser Humano con respecto a las aplicaciones de la Biología y la Medicina, conocido también como Convenio sobre Derechos Humanos y Biomedicina o "Convenio de Asturias". Este tratado impulsado por el Consejo de Europa y que relaciona la bioética con la defensa y promoción de los derechos humanos, especialmente en ámbitos nuevos como la biomedicina, dice en su artículo 13: "Únicamente podrá efectuarse una intervención que tenga por finalidad modificar el genoma humano por razones preventivas, diagnósticas o terapéuticas y sólo cuando no tenga por finalidad la introducción de una modificación en el genoma de la descendencia."

Esta prohibición del Código Civil y Comercial en el art. 57 ¿alcanzaría también a la manipulación genética para evitar la transmisión de enfermedades hereditarias en el embrión? La respuesta en principio sería afirmativa. En el proyecto original del Código se incorporaba a las prácticas con incidencia sobre el material genético humano, relacionadas a la evitación de enfermedades congénitas o la predisposición a ellas, como excepción al mencionado artículo. Pero esta excepción fue eliminada de la redacción, dando a entender que probablemente sea objeto de una ley especial futura.

Esto último nos indica que falta mucho camino por recorrer todavía en lo que respecta a manipulación genética en embriones y especialmente en lo referido a enfermedades hereditarias, donde la bioética y la medicina deberán lograr un consenso que resulte en un único fin: el bien común. (28) (29)

  1. Aspectos Bioéticos

En conjunción con esta idea y para abordar la temática sobre los principios bioéticos, tomaremos como pilar fundamental lo expuesto en el informe de Belmont. Éste fue elaborado en USA por la Comisión Nacional para la protección de los sujetos humanos respecto a la investigación biomédica y el comportamiento, aprobado en 1978 y publicado en Federal Register en abril de 1979. De este informe, tomaremos 2 partes de vital importancia: En la primera (A) se aborda el problema de los límites entre práctica e investigación y (B) en una segunda parte, se mencionan y definen tres principios bioéticos. (30)

En primera instancia (A), es importante distinguir entre investigación y práctica. En la mayoría de casos, el término "práctica" se refiere a intervenciones cuyo fin es acrecentar el bienestar de un paciente individual, y hay motivos razonables para esperar un éxito. El fin de la práctica médica, es ofrecer un diagnóstico, un tratamiento preventivo o una terapia a individuos concretos. Como contraste, el término "investigación" denota una actividad designada a comprobar una hipótesis, que permite sacar conclusiones, y como consecuencia contribuye a obtener un conocimiento generalizable. La investigación se describe generalmente en un protocolo formal que presenta un objetivo y un conjunto de procedimientos diseñados para alcanzar este objetivo.

Cuando un clínico se aparta de manera significativa de una práctica normalmente aceptada, la innovación no constituye, en sí misma o por sí misma, una investigación. Modos de proceder radicalmente nuevos deberían ser objeto de una investigación formal lo antes posible para cerciorarse sobre su seguridad y eficacia. Así pues, los comités de práctica médica tienen la responsabilidad de insistir en que una innovación, en los diversos campos de la medicina, sea incorporada en un proyecto formal de investigación. La investigación y la práctica pueden ser llevadas a cabo conjuntamente cuando la primera va encaminada a la valoración de la seguridad y eficacia de un tratamiento que contemple la protección de los sujetos humanos. (31)

  • Principios Bioéticos Fundamentales

Por otro lado, existen 3 principios fundamentales de la ética personalista que son importantes nombrar y desarrollar:

  • Autonomía

B&C definen la autonomía personal como “La regulación personal de uno mismo, libre, sin interferencias externas que pretendan controlar, y sin limitaciones personales, como por ejemplo una comprensión inadecuada, que impida hacer una elección”. (30)

Según B&C una acción es autónoma si el agente moral obra:

  • Intencionadamente
  • Con conocimiento (comprendiendo lo que hace)
  • Sin influencias externas que determinen o controlen la acción.

De esta manera, el respeto a las personas implica que se deba tratarlas como autónomas, y que todas las personas cuya autonomía está disminuida tienen derecho a ser protegidas. Una persona autónoma es un individuo que tiene la capacidad de deliberar y tomar decisiones que le permitan obrar de manera consecuente.

En la mayoría de las investigaciones en los que se emplean sujetos humanos, el respeto a las personas exige que los sujetos entren en la investigación voluntariamente y con la información adecuada. A partir de ello, surge como requisito fundamental cuando surge la necesidad de investigar y realizar prácticas en humanos, la confección y aceptación de un consentimiento informado, donde la persona certifica que conoce los procedimientos a realizar, los riesgos y beneficios de la práctica. (31)

  • Beneficencia

Siguiendo con lo planteado anteriormente, podemos decir  afirmar que se debe tratar a las personas de manera ética, no sólo respetando sus decisiones autónomas (principio anterior), sino también esforzándose en asegurar su bienestar. Esta forma de proceder cae dentro del ámbito del principio de beneficencia. Dos reglas generales son de vital importancia: (1) No causar ningún daño, y (2) maximizar los beneficios posibles y disminuir los posibles daños. La máxima hipocrática "no causar daño alguno" ha sido durante mucho tiempo un principio fundamental de la ética médica. Claude Bernard la aplicó al campo de la investigación, diciendo que no se puede lesionar a una persona a costa del beneficio que se podría obtener para otros. Sin embargo, incluso evitar daño requiere aprender lo que es perjudicial; y en el proceso para la obtención de esta información, algunas personas pueden estar expuestas al riesgo de sufrirlo. El problema planteado es decidir, cuándo buscar ciertos beneficios puede estar justificado, a pesar de los riesgos que pueda conllevar, y cuándo los beneficios deben ser abandonados debido a los riesgos que conllevan.

Teniendo en consideración este principio y todo lo expuesto con anterioridad, se plantea como requisito indispensable para investigar, la valoración de riesgos y beneficios de tal actividad. Esto supone la constante sistematización y actualización de las posibles ventajas y desventajas de la investigación a realizar. (31)

  • Justicia

En el acto médico existe un factor fundamental, en el que médico y paciente se insertan, la sociedad. En ésta, todos los individuos merecen el mismo respeto y por consiguiente tienen derecho a reclamar su derecho a la vida, la salud y la equidad en los recursos sanitarios.

De esta manera el principio de justicia hace referencia a: la obligación de igualdad en los tratamientos, a tratar a todas las personas con la misma consideración y respeto (los iguales deben ser tratados igualmente) y, con respecto al Estado, a que distribuya de manera equitativa los recursos y las cargas en materia sanitaria para evitar discriminaciones entre los ciudadanos. (32) (33)

Así como el principio de autonomía está expresado en los requerimientos para el consentimiento, y el principio de beneficencia en la evaluación de la relación riesgo/beneficio, el principio de justicia da lugar a los requerimientos para la selección de sujetos al momento de llevar a cabo una investigación. La justicia es relevante en la selección de los sujetos de investigación a dos niveles: el social y el individual. La justicia individual en la selección de los sujetos podría requerir que los investigadores exhibieran imparcialidad, así, ellos no deberían ofrecer una investigación potencialmente beneficiosa a aquellos pacientes por los que tienen simpatía o seleccionar solo personas "indeseables" para la investigación más arriesgada. La justicia social requiere que se distinga entre clases de sujetos que deben y no deben participar en un determinado tipo de investigación, en base a la capacidad de los miembros de esa clase para llevar cargas y en lo apropiado de añadir otras cargas a personas ya de por sí cargadas. Por tanto, debe ser considerado un problema de justicia social que exista un orden de preferencia en la selección de clases de sujetos (ejemplo, adultos antes que niños) y que algunas clases de sujetos potenciales (ejemplo, los recluidos en centros psiquiátricos o los prisioneros) puedan ser utilizados como sujetos de investigación solo en ciertas condiciones (31)

Si bien hemos desarrollado con fines didácticos los 3 postulados de la ética biomédica, haremos hincapié en el principio de “beneficencia”, entendiendo que éste es el que más se relaciona con nuestro tema de investigación. La terapia génica se encuentra en una fase de experimentación, y por ende resulta fundamental determinar si este tipo de tratamiento posee mayores beneficios que riesgos para el ser humano. Solo en este caso creemos que será posible continuar con la evaluación de los otros dos principios subsiguientes.

  1. Conclusiones

A partir de lo explicitado con anterioridad, daremos a conocer los resultados de nuestro trabajo. Según las encuestas realizadas se arribó a ciertas conclusiones graficadas en un esquema que muestra los límites de conocimiento sobre la enfermedad de Alzheimer en comparación con otras enfermedades neurodegenetativas, considerando a los médicos que trabajan en los dos principales nosocomios de la provincia de San Juan (Hospital Dr. Guillermo Rawson y Hospital Marcial Quiroga).

 

Los resultados son concluyentes y muestran que los médicos clínicos tienen mayor conocimiento sobre la enfermedad de Alzheimer en comparación con las otras enfermedades. Con respecto al conocimiento jurídico y bioético, si bien no es el campo de acción del profesional, consideramos que existe una falta de conocimiento en relación a dichos temas. En contraparte, podemos destacar que los especialistas en Neurología poseen un amplio conocimiento en todos los campos encuestados. Vale aclarar que la población de médicos neurólogos encuestados en comparación con la población de médicos clínicos fue considerablemente menor, ya que no hubo predisposición por parte de los mismos a realizar las encuestas. Por ende, los valores arrojados en el análisis de dicha especialidad pueden no ser representativos de la totalidad de neurólogos de la provincia.

Con respecto a los estudiantes, el conocimiento fue considerablemente mayor en cuanto a enfermedades neurodegenerativas (por ejemplo, en la enfermedad de Alzheimer fue del doble). Sin embargo, el conocimiento de los conceptos jurídicos y bioéticos fue similar.

En conclusión, el conocimiento sobre ELA, Enfermedad de Friedrich y Enfermedad de Huntington es deficiente, pero en la enfermedad de Alzheimer existe una marcada diferencia con respecto a su conocimiento, y aún más notable en los estudiantes de Medicina. Esto último resulta de vital importancia ya que estamos frente a la patología neurodegenerativa con más prevalencia e incidencia en nuestro país. Probablemente, esta amplia diferencia se explicaría por una mayor actualización de los conocimientos acerca de esta enfermedad por parte de los alumnos y neurólogos, en contraste con los médicos clínicos dado que no es éste su campo de trabajo frecuente.

Con respecto a los aspectos jurídicos y bioéticos, se evidencia una deficiencia en el conocimiento en todas las poblaciones encuestadas, lo cual resulta alarmante ya que estas áreas son esenciales para una adecuada relación médico-paciente. Posiblemente, esto sucede por una falta de tiempo, de interés y/o de concientización sobre estas áreas. Este trabajo pretende ser el punto de partida para nuevas investigaciones sobre las enfermedades neurodegenerativas, dado que no se abordan con frecuencia en la Universidad Católica de Cuyo. A la vez, pretende darle relevancia a la formación en los principios bioéticos y en los aspectos jurídicos pertinentes al ejercicio médico.

Para concluir este trabajo, destacamos que se están desarrollando nuevas investigaciones con la finalidad de ampliar la fuente de información. Al tratarse de un tema tan reciente pocas investigaciones se han realizado y todavía quedan numerosos interrogantes acerca de cada enfermedad. Además, consideramos imperativo y urgente concientizar a los profesionales de la salud y estudiantes de ciencias médicas sobre estos temas a fin de que puedan acceder a una noción más profunda sobre cada enfermedad optimizando sus posibilidades como futuros profesionales.

Agradecemos tanto a la Universidad Católica de Cuyo (sede San Juan), Hospital Marcial Quiroga y Dr. Guillermo Rawson como así también a las instituciones y profesionales que participaron y colaboraron desde el anonimato.

Bibliografía y Notas:

 

Neuropsiquiatría y Neurociencias, Abril 2012, Vol.12, Nº1, pp. 163-188

v.41                          supl.2      Santiago     nov.      2003.      Extraído     del      siguiente     link: http://www.scielo.cl/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S0717-92272003041200003

  • Noticia obtenida de http://www.abc.es/salud/enfermedades/abci-terapia- experimental-genica-para-tratar-alzheimer-201610111713_noticia.html, respaldada en el siguiente artículo: Katsouri L, Lim YM, Blondrath K, Eleftheriadou I, Lombardero L, Birch AM, Mirzaei N, Irvine EE, Mazarakis ND, Sastre M et al. , 2016, transferencia de genes PPAR gamma-coactivador-1 alfa reduce la pérdida neuronal y la generación de beta-amiloide al reducir     la     beta-secretasa     en    un    modelo    de    enfermedad    de Alzheimer , PROCEDIMIENTOS DE LA ACADEMIA NACIONAL DE CIENCIAS DE LOS ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA , Vol: 113, Páginas : 12292-12297, ISSN: 0027- 8424
  • Maria Ramis Alemany, Ataxia de Friedreich, Epónimos científicos, Universidad CEU Cardenal Herrera, Moncada, 31 de Mayo de 2010. Extraído del siguiente link:https://blog.uchceu.es/eponimos-cientificos/wp-content/uploads/sites/24/2011/10/eponimo- ataxia.pdf
  • Ortiz Vásquez Solange Daniela, Rojas Mita Carla Alejandra, Ataxia de Friedreich,

Revista de Actualización Clínica, 2004, vol 45

 

¿Cómo citar esta voz?

 

Sugerimos el siguiente modo de citar, que contiene los datos editoriales necesarios para la atribución de la obra a sus autores y su consulta, tal y como se encontraba en la red en el momento en que fue consultada: Charbel Abdon, Fabricio Norte et al, TERAPIA GÉNICA. NUEVAS ALTERNATIVAS, en García, José Juan (director): Enciclopedia de Bioética.

 

            SEXUALIDAD E IDENTIDAD DE GENERO... DESDE UNA MIRADA BIOETICA

 

 

Autora: Dra. Raquel Bolton

 

 

ÍNDICE

 

Biología en la diferenciación cromosómica.

Diferencias estructurales en la biología cerebral.

El género como construcción social.

Identidad de Género.

Una Bioética respetuosa de la antropología humana.

Valoración ética en investigación.

A modo de conclusión.

Bibliografía

Diversos temas preocupan a la cultura contemporánea, el relativismo, el menosprecio

de la vida, comportamientos que relativizan el concepto del matrimonio y de la familia. En este contexto surgen también diversas formas de ideologías que niegan la diferencia y la complementariedad natural del hombre y de la mujer, con una mirada sociológica que pone énfasis en la libertad individual.

Sexualidad e Identidad de Género desde una mirada bioética, es un trabajo que teniendo en cuenta una revisión bibliográfica y una reflexión antropológica-ética, analizará la temática presentada, profundizando en tres ejes a considerar:

  • Fundamentación Biológica de la Sexualidad.
  • El Género como Construcción Social.
  • Valoración Antropológica-Ética desde una conceptualización ecológica.
  1. Biología en la diferenciación cromosómica

 

La sexualidad humana de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS) se define como:  Un aspecto central del ser humano, presente a lo largo de su vida. Abarca al sexo, las identidades y los papeles de género, el erotismo, el placer, la intimidad, la reproducción y la orientación sexual.

La sexualidad se manifiesta en la totalidad del ser humano, considerando factores biológicos, psicológicos, sociales, económicos, políticos, culturales, éticos, legales, históricos, religiosos y espirituales.

Desde lo biológico el conocimiento del genoma humano permite entender una continuidad genética existente en el núcleo del cigoto, completada en la fecundación y que permanecerá invariable en todas y cada una de las células desde el inicio hasta la etapa final de un individuo, como expresión de una continuidad biológica.

El 100% de las gametas femeninas tienen cromosoma X, mientras que las masculinas tienen 50 % de cromosoma X y 50% de cromosoma Y.

En función del espermatozoide, se producirá un cigoto cuyo par sexual será XX en la mujer o XY en el varón. Ambos gametos haploides al unirse restituyen los 46 cromosomas característicos de la especie humana.

La diferenciación gonadal, iniciada en la 4ª semana de gestación se completa hacia la semana 8ª en el varón y un poco después en la mujer debido a diferentes tiempos en el desarrollo.

El gameto masculino como el femenino son dos sistemas autónomos, ordenados el uno al otro.   En el ovario hay folículos o nidos de células, en cuyo interior maduran los óvulos, siendo las células foliculares las encargadas de producir los estrógenos y responsables de la maduración del óvulo.

Cuando la mujer alcanza un cierto nivel de madurez sexual biológica, uno de dichos folículos madura y expulsa un óvulo, indicando el proceso de ovulación.

En las glándulas sexuales masculinas, los testículos tienen la función de producir espermatozoides (células germinales masculinas) y testosterona, siendo ésta la hormona sexual masculina.

En referencia a la biología de la diferenciación sexual humana, se destaca el aporte de la Dra. Elba Martínez Picabea de Giorgiutti, respecto a las disgenesias gonadales señalándolas  como aquellas alteraciones cuyo eje pasa por la formación disgenética, o anormal del testículo o del ovario, siendo por lo general las disgenesias gonadales causadas por mutaciones a nivel génico de los genes responsables de la diferenciación testicular y ovárica, o por la existencia de más de una línea celular en el mismo individuo.[1]

 Cuando se produce la fertilización, es decir cuando el espermatozoide penetra en el ovocito se dan una serie de interacciones, siendo la adhesión de los espermatozoides a la membrana del ovocito y la posterior fusión de ambas células, el inicio del proceso y el origen de una nueva identidad biológica, completa e individualizada.

Publicaciones de experiencias científicas, permiten examinar en detalle la comprensión de los mecanismos moleculares que impulsan la fusión de gametos, estudios revelan que en los gametos humanos están presenten las proteínas CD9, IZUMO I y JUNO, “en las que se comprueba que JUNO se expresa en la membrana plasmática de los ovocitos humanos y que su inhibición, utilizando anticuerpos monoclonales, bloquea completamente el proceso de fusión con los espermatozoides”. [2]

Uno de los desafíos para la ética en investigación es la profundización de los mecanismos moleculares que impulsan la fusión de gametos, teniendo en cuenta que la infertilidad afecta a un grupo importante de parejas reproductivamente activas.

Desde el primer día el embrión comienza a comunicarse con la madre a través de señales, se inicia así un encuentro generado por un diálogo molecular que interactúa con receptores en las trompas uterinas y como respuesta, éstas producen sustancias. 

De no existir un sistema inmunológico tolerante por parte de la madre, el embrión sería espontáneamente rechazado, pero la existencia de una presencia biológica autoprogramada desactiva todos los procesos biológicos naturales, que defienden a la madre contra todo cuerpo extraño.

“La ciencia aporta hallazgos notables acerca de la íntima relación madre-hijo, haciendo referencia a aquellos factores que intervienen en la determinación de la ontogenia y que dan lugar a un diálogo epigenético, estudios científicos han revelado la aparición de cambios epigenéticos, llamados así por ser determinados por el ambiente celular, permitiendo que algunos genes se expresen o no de acuerdo a condiciones externas.

La investigación perinatal, sigue aportando estudios que avalan la relación materno filial desde una visión epigenética, sobre todo en la formación de los vasos nuevos que se generan en la placenta.” [3]

El conjunto de características biológicas, permiten diferenciar los distintos procesos del sexo a nivel: cromosómico, gonadal, embrionario y genital, siendo el patrimonio genético de la especie humana, individualizado y coordinado.

Estudios científicos ponen de manifiesto el microquimerismo maternal, esto significa que, durante el embarazo pueden detectarse en los órganos de la madre los llamados nichos de células, individualizados por su componente cromosómico XX y XY, encontrándose los mismos especialmente en la médula ósea, pulmón, hígado, riñón, piel, tiroides y glándula adrenal.

Estas células fetales se denominan Progenitores Celulares Asociados al Embarazo técnicamente se demuestran al identificar la presencia del cromosoma Y que es exclusivo del varón.

Recientes estudios han demostrado que las células tienen una gran capacidad de autorrenovación, tienden a concentrarse en los tejidos de la madre afectados clínicamente, cumpliendo un papel de reparación en aquellos que se encuentran dañados.

  1. Diferencias estructurales en la biología cerebral.

 

Analizar las diferencias en el comportamiento de varones y mujeres ha llevado a los investigadores a fundamentar la variabilidad de comportamientos teniendo en cuenta la estructura cerebral. Diversos trabajos han evidenciado diferencias estructurales en diversos núcleos cerebrales en amplias zonas, tanto corticales como subcorticales.

En el primer meta-análisis llevado a cabo sobre este tema incluye datos obtenidos entre 1990 y 2013, allí se muestra que existen diferencias sexuales regionales en los cerebros masculino y femenino, respecto al volumen y densidad tisular, en la amígdala, el hipocampo y la ínsula, áreas implicadas en afecciones neuropsiquiátricas relacionadas con el sexo. [4]

Eric M Prager, en un Editorial del “Journal of Neuroscience Research”, afirma que el sexo juega un papel, no solo a nivel macroscópico, en donde se ha constado que los cerebros de varones y mujeres difieren no solo en tamaño, sino también a nivel microscópico” asimismo en otro trabajo publicado en la misma revista, se  mencionan las diferencias sexuales del cerebro en todas las escalas, desde las genéticas y epigenéticas, hasta las diferencias sinápticas, celulares y de sistemas a lo largo de la vida.

  1. El género como construcción social.

La Organización Mundial de la Salud al referirse al género hace mención a los conceptos sociales de las funciones, comportamientos, actividades y atributos que cada sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres.

La aplicación de la legislación internacional de derechos humanos con relación a la orientación sexual y la identidad de género, recoge una serie de principios que hacen referencia a la privacidad, no discriminación, acceso a la justicia, participación pública, los derechos de libertad de expresión, temas de violencia y tortura y una variedad de otros derechos: Principios de Yogyakarta.

El documento fue elaborado por expertos en derecho internacional de los derechos humanos de diversos países, en la ciudad de Yogyakarta, Indonesia, en la Universidad de Gadjah Mada, entre el 6 y 9 de noviembre de 2006 y contiene principios que se ocupan de una amplia gama de normas de derechos humanos y de su aplicación a las cuestiones relativas a la orientación sexual y la identidad de género.

  1. Identidad de Género.

Se refiere a la vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento, incluyendo la vivencia personal del cuerpo.

La Ley 26.743 de Argentina sobre Identidad de Género sancionada el 9 de mayo de 2012 y promulgada el 23 de mayo del mismo año, menciona también que puede involucrar la modificación de la apariencia o la función corporal a través de medios farmacológicos, quirúrgicos o de otra índole, siempre que ello sea libremente escogido. También incluye otras expresiones de género, como la vestimenta, el modo de hablar y los modales. En algunos de sus artículos se detalla el:

Derecho a la identidad de género. Toda persona tiene derecho:

  1. a) Al reconocimiento de su identidad de género;
  2. b) Al libre desarrollo de su persona conforme a su identidad de género;
  3. c) A ser tratada de acuerdo con su identidad de género y, en particular, a ser identificada de ese modo en los instrumentos que acreditan su identidad respecto de el/los nombre/s de pila, imagen y sexo con los que allí es registrada. [5]

Para la mayoría de las personas, hay congruencia entre sexo biológico (nacimiento), identidad de género y rol sexual. Sin embargo, los sujetos que tienen disforia de género experimentan cierto grado de incongruencia entre su sexo de nacimiento y su identidad sexual.

La incongruencia de género en sí no se considera un trastorno, sin embargo, cuando existe falta de correspondencia entre el sexo de nacimiento y la identidad de género provocando un malestar significativo de ansiedad, depresión e irritabilidad o discapacidad, el diagnóstico de Disforia de Género puede ser apropiado.

Las personas con disforia de género grave, a menudo llamadas personas transexuales pueden experimentar síntomas severos, inquietantes y persistentes y tienen un fuerte deseo de una transformación médica y/o quirúrgica de su cuerpo para que esté más alineado a su identidad de género.

Como se establece en el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, quinta edición (DSM-5) se estima que entre el 0,005 y el 0,014% de los varones al nacer y el 0,002 y 0,003% de las mujeres al nacer cumplen con los criterios diagnósticos de disforia de género.

La disforia de género se manifiesta de diversas maneras en los diferentes grupos etarios. Pero para el diagnóstico de la disforia de género en todos los grupos etarios, los criterios del DSM-5 requieren la presencia de:

  • Incongruencia marcada entre el sexo de nacimiento y la identidad de género que uno siente (identificación con el sexo opuesto) que ha estado presente durante ≥ 6 meses.
  • Malestar clínicamente significativo o deterioro funcional que resulta de esta incongruencia.

Diagnóstico en los niños:

Además de las características requeridas para todos los grupos etarios, los niños deben presentar ≥ 6 de los siguientes:

Un marcado deseo de ser o la insistencia de que son del género opuesto (o algún otro género)

Una fuerte preferencia por vestirse con ropa típica del sexo opuesto y, en las niñas, resistencia a usar ropa típicamente femenina

Una marcada preferencia por los roles del sexo opuesto en los juegos

Una marcada preferencia por juguetes, juegos y actividades típicas del otro sexo

Una fuerte preferencia por compañeros de juego del otro sexo

Un fuerte rechazo a juguetes, juegos y actividades típicas del sexo que coincide con su sexo de nacimiento

Una fuerte aversión de su anatomía

Un fuerte deseo de los rasgos sexuales primarios y/o secundarios que concuerdan con la identidad de género que se siente.

La identificación con el sexo opuesto no debe ser simplemente un deseo de ventajas culturales percibidas propias del sexo opuesto. Por ejemplo, un niño que dice que quiere ser niña sólo porque así recibirá el mismo trato especial que su hermana pequeña es poco probable que tenga disforia de género.

Diagnóstico en adolescentes y adultos:

Además de las características requeridas para todos los grupos etarios, los adolescentes y los adultos deben presentar ≥ 1 de los siguientes:

Un fuerte deseo de no poseer sus rasgos sexuales primarios y/o secundarios (o en el caso de los adolescentes, prevenir su desarrollo)

Un fuerte deseo de las características sexuales primarias y/o secundarias que corresponden al género con que se identifican

Un fuerte deseo de pertenecer al sexo opuesto (o a algún otro género)

Un fuerte deseo de ser tratado como de otro género

Una fuerte convicción de que tienen sentimientos y reacciones típicas de otro género

El diagnóstico de disforia de género en los adultos se enfoca en determinar si existe una angustia significativa o un deterioro evidente de las áreas sociales, laborales u otras áreas importantes de funcionalidad. La disconformidad de género no es suficiente para el diagnóstico. [6]

Considerar a la integridad como principio ético, supone tener en cuenta implicancias axiológicas y en las dimensiones fisiológica, psicológica, relacional y espiritual del ser, dimensiones que en armonía contribuyen al bien ser y al buen funcionamiento de la totalidad del organismo.

Una revisión bibliográfica del artículo presentado por las doctoras Natalia López Moratalla y Amparo Callejas Canelas investigadoras en la Universidad de Navarra, muestra la realidad de las personas con trastorno de identidad de género y la necesidad de un abordaje integral, considerando la persona en su totalidad para definir criterios en el acto médico.

Su título, Transsexualism: A Brain Disorder that Begins to Known, profundiza una mirada ética, de las correlaciones neurobiológicas estructurales y funcionales de la transexualidad, los cambios a nivel cerebral y la administración de las hormonas del sexo deseado, “Las personas transexuales presentan signos de feminización o masculinización de estructuras y procesos cerebrales con dimorfismo sexual y que durante la administración hormonal se desplazan parcialmente aún más hacia las correspondientes al sexo deseado. Estos cambios permiten una reducción de la angustia psicosocial. sin embargo, un modelo de “reasignación del sexo” no resuelve el problema, puesto que no se trata la alteración cerebral que lo causa. Se trata de una grave cuestión de ética médica. La liberación de los prejuicios para conocer lo que ocurre en el cerebro de los transexuales es una necesidad médica, tanto para definir lo que es y no es un tratamiento terapéutico, como para guiar las acciones legales”. [7]

  1. Una Bioética respetuosa de la antropología humana.

 

Biológicamente los gametos se perciben como dos sistemas autónomos, ordenados uno al otro, este patrimonio genético exclusivo que individualiza al recién concebido lo hace único e irrepetible y posee una teleología que le es propia.

Desde una concepción Personalista Ontológicamente Fundamentada, la noción de “persona” tiene una importancia fundamental para la ética de la corporeidad y los dilemas éticos de la sexualidad y el ámbito médico.

Una mirada ontológica lleva a individualizar la integridad e identidad, como principios que tienen su centro en la corporeidad humana.

Nuestro cuerpo sexuado nos convierte en signo sensible y eficaz que lleva a la complementariedad, es a través del mutuo don y el aspecto generador de la sexualidad vivido como donación, que se crea una nueva vida.

Sexo y género no son sinónimos, mientras que el sexo tiene una consideración biológica, la identidad sexual se refiere al género al que una persona se siente atraída sexualmente; asimismo la identidad de género hace referencia a un sentimiento subjetivo de saber a qué sexo se pertenece, mientras que el rol de género es la manifestación objetiva y pública de la identidad de género demostrando el grado de adherencia al género con el cual se identifica.

El respeto de la vida humana como principio bioético tiene en la sexualidad un aspecto unitivo y procreativo, como fuente de vida,  está llamado a surgir como fruto del amor, llamar al hombre y a la mujer a vivir en comunión, invitándolos a compartir una existencia más rica que vivida en aislamiento e individualidad;  la afectividad entendida como capacidad de amar y ser amado es una dimensión fundamental en la persona humana, que anclada en la sexualidad se manifiesta en la mujer y en el hombre con características propias de expresión.

La mujer a través de su delicada intuición, su capacidad de empatía y comprensión, le posibilitan encontrar formas de realización personal, aún en la circunstancia donde no hay generación biológica.

El varón tiene un rol decisivo en el ámbito familiar especialmente en la protección de su esposa y los hijos, su ausencia marca la vida familiar.  Estudios científicos respecto al inicio de vida, revelan la incidencia de estados profundos de tristeza que llevan al varón a abortar momentos de su vida, producto del vacío por la muerte de un hijo no nacido, situación que se agrava si no hubo una consulta previa en casos de aborto.

Él forma parte de la esencia misma de la familia, llamado a la complementariedad con la mujer, su biología lo hace partícipe en el desarrollo sexuado y diferenciación genética de una nueva vida; respaldado por la ciencia desde las distintas disciplinas, la determinación cromosómica y endocrinológica lo hace protagonista y referente de la reciprocidad biológica.

  1. Valoración ética en investigación.

 

La necesidad de contar con una reflexión profunda que aporte pautas de acción, conforme a la existencia de principios universales e inmutables determinan el surgimiento de la Bioética:

Se relaciona con las Ciencias Biomédicas.

  • • Funda criterios que sirven de norma, para discernir la intervención lícita del Hombre sobre la vida.
  • • Responde a los problemas concretos de todos aquellos que se enfrentan a dilemas éticos en el ámbito de la salud y la enfermedad.

Una Bioética respetuosa de la antropología humana, no ignora el valor de la vida de los otros seres vivientes, habla de una diferencia. Asume la vida no en cuanto biológica pura, sino como vida de la persona en su totalidad ontológica, donde hay un espíritu animando un cuerpo.

Una realidad vigente en nuestra normativa argentina a través de la Ley de Ideología de Género - Ley 26.743 - señala que todos los individuos deben ser tratados como agentes autónomos, respetando la confidencialidad en el acceso de documentación con datos personales.

La autonomía se hace explícita en el ámbito de la salud a través del consentimiento informado donde la información, comprensión y voluntariedad, debe efectuarse de manera correcta y clara sobre alternativas de terapias posibles, efectos adversos, alcances de la terapia y toda consideración importante para reflexionar sobre la decisión en plena autonomía del paciente.

Asimismo, la confidencialidad de datos personales deberá estar registrada y garantizada en pro de resguardar toda situación que pueda llevar a su reconocimiento, antes de acceder a prácticas o intervenciones totales y/o parciales.

Abordar el tema de la Dignidad Humana, implica mencionar un valor intrínseco, que hace referencia a la persona misma. La persona humana nunca es un medio, es un fin en sí misma y hablar de Dignidad es entrar en la profundidad de la Bioética, contar con profesionales competentes y cualificados, es una necesidad frente a situaciones dilemáticas.

El Código de Ética de la Asociación Médica Argentina para el equipo de salud, hace referencia en sus primeros artículos a la presencia de guías de conducta basadas en principios morales, siendo el objetivo de la salud el completo equilibrio del bienestar psicofísico social y espiritual de la persona y de la comunidad, siendo responsabilidad del equipo de profesionales de la salud lograrlo en sintonía con la multidisciplinariedad [8]

Aportes bioéticos en el marco de la literatura anglosajona, hacen referencia a principios fundamentales de la ética médica en los ámbitos de investigación.

Principio de Autonomía: Hace referencia a la capacidad de deliberar sobre fines personales, y de obrar bajo la dirección de esta deliberación.  Respetar la autonomía significa dar valor a las consideraciones y opciones de las personas autónomas, respetando asimismo los criterios en relación al ser capaz y competente en el momento de recibir información y consentir.

Diversas formas de ideologías pueden desvincular la diferencia biológica entre el hombre y la mujer y expresar la sexualidad como vivencia interna e individual del género tal como cada persona la siente, la cual puede corresponder o no con el sexo asignado al momento del nacimiento.

Vivir la sexualidad desde una mirada sociológica aceptando la construcción social como prioridad, nos introduce en un subjetivismo en el cual la libertad es punto de referencia, aceptando como lícito lo que se quiere y desea.

El principio de autonomía supone responder responsablemente por actos propios asumiendo las consecuencias y comportamientos que pueden atentar contra la vida.

Un estudio publicado en la prestigiosa revista “JAMA Pediatrics”, hace mención a una revisión sistemática de los trabajos que han evaluado la relación entre conducta heterosexual y no heterosexual en jóvenes adolescentes y la aparición de tendencias suicidas.

En esta revisión sistemática y metaanálisis de casi 2.5 millones de adolescentes, se descubrió que los jóvenes de minorías sexuales tienen un mayor riesgo de conductas que amenazan la vida en comparación con sus pares heterosexuales. Los jóvenes transgénero fueron los más afectados, seguidos por los adolescentes bisexuales y homosexuales.. [9]

La aplicación de terapias de bloqueo hormonal en el diagnóstico de transexualismo en menores conlleva a una gran dificultad, el conocimiento de la valoración científica respecto a las consecuencias es importante a la hora de reflexionar sobre el inicio del proceso por su complejidad.

 El tratamiento prepuberal puede acarrear ciertos efectos secundarios ya que se han identificado problemas en el desarrollo de la masa ósea y del crecimiento, posibilidad de afectar la fertilidad y capacidad de provocar una falta de desarrollo de los genitales externos.

 Según algunos autores hay razones para sospechar que esos tratamientos pueden tener consecuencias negativas en el desarrollo neurológico, junto a cambios metabólicos en los carbohidratos y grasas junto a la aparición de microcalcificaciones testiculares. [10]

Principio de Beneficencia: Este principio hace referencia a la obligación de hacer con el otro, aquello que cada uno entiende como bueno para sí, ejemplo de ello es la protección y defensa de los derechos, suprimir condiciones que puedan producir perjuicio y otras situaciones que conduzcan a un daño.

Principio de No Maleficencia: Explicado normalmente como daño o injuria, obligando a no hacer daño intencionalmente. En ética médica está unido íntimamente con la máxima “primum non nocere”.

Estados de Disforia de Género muestran a personas atravesando estados de angustia psicosocial cuando el sexo psicológico difiere del biológico, la necesidad de contar con profesionales competentes en el marco de la multidisciplinariedad, permitirá acompañar casos de comorbilidad o preexistencia de trastornos psiquiátricos, si llegaran a presentarse.

Considerar al abordaje bioético desde una concetualización ecológica, teniendo en cuenta la presente revisión bibliográfica y análisis ético, permite profundizar el conocimiento antropológico para llegar a una reflexión desde lo biológico, psico-afectivo, social y espiritual.

           

Principio de Justicia: Es necesario el respeto por las normas morales básicas que permiten que puedan llevarse a la práctica los principios éticos fundamentales, la confidencialidad, la veracidad y la integridad del ser humano.

  1. A modo de conclusión

La aplicación de la legislación internacional de derechos humanos con relación a la orientación sexual y la identidad de género hace referencia a la participación de los Estados que: Adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias a fin de asegurar el disfrute del derecho al más alto nivel posible de salud física y mental, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género.

Señalando asimismo que: Adoptarán todas las medidas legislativas, administrativas y de otra índole que sean necesarias para asegurar que todas las personas tengan acceso a establecimientos, productos y servicios para la salud, incluidos los relacionados con la salud sexual y reproductiva, así como a sus propias historias clínicas, sin discriminación por motivos de orientación sexual o identidad de género [11]

En referencia al concepto de salud sexual la Organización Mundial de la Salud la define como un estado de bienestar físico, mental y social en relación con la sexualidad. Requiere un enfoque positivo y respetuoso de la sexualidad y de las relaciones sexuales, así como la posibilidad de tener experiencias sexuales placenteras y seguras, libres de toda coacción, discriminación y violencia.

Respecto a concepto de salud reproductiva, la mencionada organización hace referencia a los mecanismos de la procreación y el funcionamiento del aparato reproductor en todas las etapas de la vida.

 

Asimismo, esta concepción supone según la O.M.S que las mujeres y los hombres puedan elegir métodos de control de la fertilidad y que las parejas puedan tener acceso a servicios de salud apropiados que permitan a las mujeres tener un seguimiento profesional durante su embarazo.

No se puede negar una verdad biológica, se nace Varón (XY) o Mujer (XX) y frente a procesos complejos, se debe asegurar la calidad científico-técnica del sistema sanitario a través de profesionales cualificados que respondan desde la multidisciplinariedad, debido a los múltiples factores que intervienen en el abordaje de la Sexualidad y Disforia de Género.

Una vez más se reitera, que el Estado debe favorecer e incentivar a través de proyectos, la participación de profesionales de la salud para prestar servicios en los establecimientos educativos con la intención de promover una sexualidad que respete el cuerpo y los tiempos de maduración sexual y emocional de niños y jóvenes, compartiendo una verdad que la misma naturaleza reclama.

Una ideología que promueve proyectos educativos y legislativos desestimando la diferencia biológica entre el hombre y la mujer con una mirada subjetivista, niega la familia como ámbito cotidiano del desarrollo integral y primera socialización del ser humano, manipulando asimismo, el sentido del propio cuerpo llamado a un enriquecimiento recíproco.

Bibliografía:

 

 

[1] Martínez Picabea de Giorgiutti, Elba.   Biología de la Diferenciación Sexual Humana.                                                                                              

Disertación Instituto de Bioética 2010 https://www.ancmyp.org.ar/user/FILES/03Giorgiutti.pdf

[2] Aznar Justo “Más datos sobre el proceso de fertilización humana.”                             Observatorio de Bioética. Universidad Católica de Valencia. 2019. Ref/ artículo publicado: JUNO, el receptor de esperma IZUMO1, es expresado por el ovocito humano y es esencial para la fertilización humana.

[3] Bolton Raquel. Ponencia en torno de los proyectos sobre “Régimen de Interrupción Voluntaria del Embarazo”. Cámara de Diputados de la Nación Argentina. 2018.

 [4] Julio Tudela y Justo Aznar. Cerebro masculino y femenino: ¿iguales o diferentes? Observatorio de Bioética. Instituto de Ciencias de la Vida. Universidad Católica de Valencia. 2018. Ref/ artículo publicado “Un metaanálisis de las diferencias sexuales en la estructura del cerebro humano.”

 [5] La Ley 26.743 de Argentina sobre Identidad de Género Establéese el derecho a la identidad de género de las personas. Sancionada: mayo 9 de 2012 Promulgada: mayo 23 de 2012. Infle Información Legislativa.

[6] George R. Brown, MD, East Tennessee Statu Universito. Disforia de género y transexualidad. https://www.msdmanuals.com/.../disforia-de-género-y-transexualida...

[7] López Moratalla, Callejas Canelas Transexualidad: Una alteración cerebral que comienza a conocerse. Cuadernos de Bioética XXVII 2016/1ª.

 [8] Código de Ética para el Equipo de Salud. 2° ed. Corregida y ampliada Asociación Médica Argentina, 2012.

[9] Estimación del riesgo de intento de suicidio entre jóvenes de minorías sexuales

Una revisión sistemática y un metanálisis. Observatorio de Bioética – Universidad Católica de Valencia. 2018

[10] J López Guzmán y C González Vázquez. Valoración de la Supresión de la Pubertad

en Menores con Problemas de Identidad de Género. Cuadernos de Bioética. 2018; 29(97): 247-256 DOI: 10.30444/CB.9

[11] Principios de  Yogyakarta, sobre la aplicación de la legislación internacional de derechos humanos en relación con la orientación sexual y la identidad de género. N° 17. Universidad de Gadjah Mada en Yogyakarta, Indonesia, del 6 al 9 de noviembre de 2006.

BIENVENIDOS A LA ENCICLOPEDIA

 

clip image001

Con gran alegría comunicamos a nuestros Lectores de la Enciclopedia que en el mes de Mayo de 2018, hemos superado las 2.500.000 VISITAS y ya contamos con 145 VOCES en el contenido de esta enciclopedia.

 

Felicitamos y agradecemos sinceramente a nuestros distinguidos AUTORES por su GENEROSIDAD al compartir sus conocimientos mediante nuestra enciclopedia virtual, obra fundada en MAYO de 2011.

 

También reconocemos la colaboración de nuestros lectores cuyas visitas nos motivan a continuar con este trabajo. 

Nos empeñamos de ofrecer un servicio a la Cultura de la Vida. La Bioética, nueva ciencia de la vida humana, es una disciplina que convoca los estudios de las más variadas ramas del saber: la biología, la medicina, la psicología, el derecho, la filosofía, la teología, etc.

 Ojalá encuentres en estas "voces" respuesta a tus inquietudes. Somos conscientes de que nuestro tiempo necesita volver a la "pasión por la verdad". Sólo ella nos hace libres. Nos da alas para volar al don inmenso del amor, que se vuelve responsabilidad por el otro, el más débil e indefenso.

La Universidad quiere hoy ser más todavía, testimonio de luz, ámbito comunitario de búsqueda y contemplación de la verdad. La compartimos con ustedes.

 


 Galeria de Videos

 

 

 Que es el desarrollo sostenible

Agenda 2030 Papa Francisco

 

Visitas totales

Visitas del artículo
29752297

Usuarios online

Hay 326 invitados y ningún miembro en línea

Enciclopedia de Bioética

La Enciclopedia es una obra de consulta dinámica, gratuita y universal. Está dirigida a los alumnos, docentes, investigadores y público en general que deseen profundizar en la variada y rica temática de la Bioética.

Contacto

  • Av. José Ignacio de la Roza 1516 Oeste - Rivadavia
    C.P. 5400 - San Juan, Argentina
  • Tel: +54 264 4292300
  • info@uccuyo.edu.ar