BIENVENIDOS A LA ENCICLOPEDIA

Con gran alegría comunicamos a nuestros Lectores de la Enciclopedia que en el mes de Octubre de 2017, hemos superado 2.100.000 VISITAS y ya contamos con 130 VOCES en el contenido de esta enciclopedia. Felicitamos a nuestros distinguidos AUTORES y expresamos sincero agradecimiento por su VALIOSA Y DESINTERESADA COLABORACIÓN con esta obra, fundada en MAYO de 2011.

Nos empeñamos de ofrecer un servicio a la Cultura de la Vida. La Bioética, nueva ciencia de la vida humana, es una disciplina que convoca los estudios de las más variadas ramas del saber: la biología, la medicina, la psicología, el derecho, la filosofía, la teología, etc.

Ojalá encuentres en estas "voces" respuesta a tus inquietudes. Somos conscientes de que nuestro tiempo necesita volver a la "pasión por la verdad". Sólo ella nos hace libres. Nos da alas para volar al don inmenso del amor, que se vuelve responsabilidad por el otro, el más débil e indefenso.

La Universidad quiere hoy ser más todavía, testimonio de luz, ámbito comunitario de búsqueda y contemplación de la verdad. La compartimos contigo.

Presentación Oficial de la Enciclopedia

La primera Enciclopedia virtual de Bioética de la Universidad Católica de Cuyo fue lanzada oficialmente el 09 de junio pasado, en un acto que se realizó en Casa España en la provincia de San Juan - Argentina.

La presentación estuvo a cargo de la rectora de la universidad, María Isabel Larrauri, y del director del Instituto de Bioética y propulsor de la enciclopedia, el sacerdote José Juan García. Este material digital inédito fue realizado en San Juan y reúne artículos de los filósofos, juristas, biólogos y médicos más reconocidos del mundo, que están vinculados a la Santa Sede.

La idea de confeccionar este material fue del padre José Juan García, quien dijo que hay que "utilizar las herramientas tecnológicas para acercarnos a Dios y para obtener información que ayude a defender la vida". El objetivo es que los lectores puedan comunicarse con los autores de los artículos. Este material es importante para los estudiantes y los docentes. Los artículos tratan temas actuales y polémicos como el tráfico de órganos, el aborto y la droga.

Nuevos nombramientos de Miembros Correspondientes

El Consejo Directivo de la PAV ha nombrado los siguientes nuevos Miembros Correspondientes:
Dr. Tugdual Derville (Francia), Dr. Immanuel Gifty (India), Prof. John Keown (USA), Prof. Salvatore Mancuso (Italia), Rev. Prof. Markus Maeurer (Suecia), Prof. Felice Petraglia (Italia), Dr. Carlo Petrini (Italia), Dr. Johannes An. Raymakers (Holanda), Sig.ra Victoria Thorn (USA), Dr. Franciscus J. Van Ittersum (Holanda), Lord Nicholas Windsor (Reino Unido).

Rusia se prepara para insertar avisos de advertencia en los anuncios para abortos

Por Peter Smith – Publicado en NotiFam, Noticias de Familia y Vida, el 15 de Julio de 2011.
MOSCÚ, 15 de julio 2011 (Notifam) – La Federación Rusa se prepara para aprobar una nueva medida de ley en la que se requiere que los anuncios para abortos incluyan unas advertencias en las que se detallan los riesgos para la salud que están asociados con el procedimiento.
Según Reuters, se anticipa que el Consejo de la Federación de Rusia aprobará la medida de ley, la cual ha sido aprobada por la Duma. Una vez que se apruebe, es muy probable que el Presidente Dmitry Medvedev dé su firma a la medida legislativa.
RIA Novasti informa que en la medida se requiere que los anunciantes de abortos le dediquen un 10 por ciento del espacio en el anuncio, en incluir los potenciales riesgos de salud para las mujeres debido al aborto, incluyendo la infertilidad permanente.

POR PRESIONES DEL EXTERIOR NOS QUIEREN IMPONER EL ABORTO

Buenos Aires, 27 Jul. 11 (AICA)
Aborto
Aborto
"Ocho niños menores de 5 años mueren por día en la Argentina por desnutrición; 10.000 personas mueren por año por accidentes de tránsito; dos personas mueren por día por inseguridad, sólo en el conurbano bonaerense; sin embargo, en vez de ocuparse de estas situaciones que reclaman justicia, quieren imponernos la legalización del aborto, argumentando que lo hacen para evitar las muertes maternas producidas por abortos clandestinos. Éstos, según las cifras oficiales, fueron 93 en 2006, 74 en 2007 y 62 en 2008", dice el Movimiento Familiar Cristiano (MFC) en una declaración oficial dada a conocer ayer.
La declaración del MFC, un movimiento nacido en la Argentina en los años 50 y que hoy agrupa a numerosísimas familias en muchos países, está firmado por Pablo y Marcela Cavallero, matrimonio presidente del MFC, dice lo siguiente:

El aborto. Cifras para reflexionar
Uno de los principales argumentos que esgrimen los que promueven la legalización del aborto es la muerte materna producida por abortos hechos en la clandestinidad. Si nos remitimos a las cifras oficiales al respecto, encontramos que las defunciones maternas por abortos sumaron 93 casos en 2006, 74 casos en 2007 y 62 casos en 2008 (Fuente: Ministerio de Salud de la Nación. Dirección de Estadísticas e Información de Salud, DEIS).

Estos números no son tan altos si se los compara con otras causas de mortalidad evitables, como por ejemplo la mortalidad infantil por desnutrición (según datos revelados por responsables de la Red Solidaria, 8 niños menores de 5 años mueren por día en la Argentina por esta causa), la mortalidad general por accidentes de tránsito (10.000 muertes por año), o la mortalidad por inseguridad (2 personas mueren por día por esta causa sólo en el conurbano bonaerense), las que deberían ser motivo de preocupación en los distintos estratos de la sociedad.

Sin embargo, en vez de ocuparse de estas situaciones que claman justicia, quieren imponernos como tema de confrontación la legalización del aborto, que no obedece a un legítimo derecho y ni siquiera a la idiosincrasia de nuestro pueblo, que siempre valoró la vida naciente. Son intereses importados de otras sociedades donde prevalecen ideologías contrarias a la vida.

No obstante, para los que defendemos la vida humana en toda circunstancia, toda vida es valiosa; y creemos que los números de muertes por aborto deberían y podrían bajar considerablemente si se aplicase una política de Estado dedicada a atender a las mujeres embarazadas en estado de riesgo, a educar a la población en una paternidad responsable y a promover la adopción como medio de dar a alguien una familia, en aquellos casos en los que la madre no puede hacerse cargo de la nueva vida que ha gestado.

Históricamente, la legalización del aborto lleva siempre a más muertes. Por un lado, porque no se evitan completamente los abortos clandestinos, ya que muchas mujeres no concurren a instituciones oficiales para no hacer pública su situación; por otro lado, por la cantidad de vidas inocentes que son truncadas en el seno materno.

Si observamos lo que ocurre en países donde el aborto está legalizado, como por ejemplo en los Estados Unidos, en 1996 se efectuaron 1.365.700 abortos legales, lo que significa un número enorme de vidas humanas eliminadas. Afirmamos que se trata de vidas humanas aunque haya quienes quieran hacer aparecer que no son tales: hay numerosos testimonios científicos que avalan que hay vida humana desde la concepción.

El padre de la genética moderna, el Dr. Jerôme Lejeune, a quien la ciencia mundial reconoce unánimemente como uno de los primeros y más calificados investigadores en genética y es reconocido mundialmente por sus descubrimientos científicos, dijo a los legisladores: "Aceptar el hecho de que después de la fertilización un nuevo ser humano cobra vida ya no es un motivo de pruebas u opiniones, es simple evidencia". "No tengo duda alguna: abortar es matar a un ser humano, aunque el cadáver sea muy pequeño".

Fin Vida

La triste realidad de la eutanasia en Holanda. Una encuesta entre médicos holandeses muestra amplia aceptación de la eutanasia

Holanda, 18 de agosto 2011 (Notifam) – Una encuesta de opinión llevada a cabo por el Instituto Een Vandaag (Een Vandaag Institution) entre 800 doctores en la medicina, muestra que existe una amplia aceptación de la práctica de la eutanasia y una disponibilidad general entre los médicos holandeses de ofrecer la eutanasia a las personas bajo su cuidado.

La encuesta fue llevada a cabo desde el 21 hasta el 27 de julio de este año y fue publicada por la prensa holandesa.

La encuesta halló que el 86.5 % de los  médicos holandeses cooperarían, como cuestión de principio, con un pedido para la eutanasia, mientras que solamente un 7.9% no cooperarían con ello.

El 64.6% dijo que ellos se ven “presionados” rutinariamente u ocasionalmente de practicar la eutanasia. El alto grado de presión para la eutanasia, proviene de los familiares del paciente, según informó un 36% de los que respondieron a la encuesta. El 80.3% de los que respondieron dijeron que se sienten cada vez más presionados para practicar la eutanasia, por parte de la sociedad en general.

 

La eliminación del imperfecto

Nos damos cuenta cuando observamos la situación: ya no vemos niños “imperfectos”, o sea, portadores de enfermedades genéticas. Censurados por los medios, mantenidos por las familias a resguardo de una sociedad que no les acepta a pesar de tantas proclamas, pero sobre todo abortados. Se les busca con lupa antes de que nazcan y, una vez identificados, con demasiada frecuencia se les impide el nacimiento. Y lo grave es que nosotros, de esta criba y selección, ya no nos sorprendemos: es la norma.

Los datos son significativos. El registro sobre malformaciones congénitas de Emilia Romagna —entre las pocas fuentes consultables— revela que la tasa de aborto de fetos con síndrome de Down supera el 60 por ciento del total (y más del 70 si consideramos sólo a las mujeres italianas); por encima del 50 por ciento de las niñas con síndrome de Turner (baja estatura y baja fertilidad) son abortadas. En el primer caso se trata de un retraso de desarrollo intelectual; en el segundo, de un retardo físico: ¿motivos suficientes para eliminarlos?

Del registro europeo Eurocat incluso se desprende que en los casos de esquisis orofacial —una lesión del labio o del paladar, por lo tanto una condición leve y operable— la tasa de abortos supera el 10 por ciento. En Francia el 96 por ciento de los fetos Down es abortado, y recientemente un diputado parisino declaraba en el Parlamento: “La verdadera pregunta que me hago es: ¿por qué queda el 4 por ciento?”. En la revista “Archives de Pédiatrie” en 1996 se lanzaba un j'accuse contra la supresión prenatal de los fetos sobre la base de una futura baja estatura, también ésta una característica drásticamente disminuida en el panorama social, y no ciertamente porque se haya encontrado un tratamiento.

La denominan prevención secundaria, y se multiplican los servicios para incrementarla. En muchos Estados se propone a todas las mujeres embarazadas la búsqueda de factores indicativos de síndrome de Down (pliegue nucal, tabique nasal) durante las ecografías de rutina, llevando a cabo así un screening genético prenatal indirecto. Padres y médicos deberían reflexionar: buscar un veredicto directo o indirecto sobre los cromosomas del feto cuando aún se está a tiempo de abortar, pero no absolutamente a tiempo de tratar, es por lo menos ambiguo, si es que se cree en la sacralidad de la persona humana.

La desaparición de individuos con discapacidad genética del panorama social se debe también a otro motivo: la incapacidad de la sociedad de aceptar culturalmente al que es distinto, y al pudor de las familias, que se sienten en una especie de destierro legal genético, y por lo tanto mantienen entre las paredes domésticas al hijo enfermo. La caída numérica resultante de selección prenatal o marginación social produce una consecuencia: bloquea la búsqueda de terapias. Si existiera una inversión económica para tratar las enfermedades genéticas semejante a la que se destina para que no nazcan los enfermos, obtendríamos progresos notables.

Ciertamente las enfermedades genéticas son indeseables, pero no deben hacer indeseable al enfermo mismo. Abren perspectivas de una vida dura, ¿pero en serio tan invivible como se pinta? Estudios científicos muestran que paradójicamente los enfermos, si las condiciones externas no son de rechazo, dan a su vida una puntuación de calidad más alta que otros coetáneos suyos. Es el caso de los adolescentes con espina bífida (“Quality of Life Research”, 2006) o de aquellos con grave discapacidad física “Quality of Life Research”, 2005). Igualmente la calidad de vida de los sujetos Down es mucho mayor de cuanto los medios muestran, según lo que escribe la importante revista “Social Science and Medicine” (septiembre de 2001). Esto significa que el enfermo no está definido por su enfermedad, sino más bien por el ámbito social en el que está inmerso, como evidencia un estudio sobre la valoración de la vida de los discapacitados mentales recién publicado en los Estados Unidos. Es en este plano donde se debe intervenir económica y culturalmente.

Más solidaridad, pues. Y solidaridad significa también información, que tan frecuentemente en cambio es desequilibrada; hasta el punto que, por ejemplo, en Francia las asociaciones de enfermos —esto es, quienes realmente tienen el pulso de la enfermedad— son tenidas por ley alejadas del itinerario informativo de las mujeres que afrontan un embarazo que puede convertirse en no deseado por la imperfección del feto. Y los medios dibujan un retrato de la discapacidad que raramente se aparta de la estéril compasión, cuando no incluyen al discapacitado en emisiones sensacionalistas de dudoso gusto.

En cambio perjudica más la realidad imaginada que la verdadera. Y en un mundo atemorizado y prevenido, la búsqueda de la imperfección y la eliminación del paciente “imperfecto” se transforman en norma social común que todos conocen: una banalidad del mal que ya no parece turbar a nadie.

Carlo Bellieni

9 de septiembre de 2011

[palabras clave: Salud]

Carlo Bellieni, MD
Neonatal Intensive Care Unit
Policlinico Le Scotte, Siena
Membro Corrispondente Pontificia Academia Pro Vita
Docente Facoltà di Bioetica Ateneo Pontificio Regina Apostolorum
Segretario e tesoriere Comitato di Bioetica della Soc. Ital. di Pediatria

 

Una esclerodermia curada, gracias a células madre adultas

Testimonio de Sharon Porter y congreso en el Vaticano

ROMA, martes 8 novembre 2011 (ZENIT.org)

Sharon Porter, curada gracias a las células estaminales adultas, ha dado testimonio de la eficacia de esta terapia contra la esclerodermia, a propósito de la presentación en el Vaticano, este martes 8 noviembre, del congreso titulado  Células madre adultas: Ciencia y futuro del hombre y de la cultura (9-11 noviembre 2011), organizado por el Consejo Pontificio de la Cultura, en colaboración, desde el Vaticano, con el proyecto STOQ, con el Consejo Pontificio para la Pastoral de la Salud y la Pontificia Academia para la Vida. Se citaron otras curaciones en la rueda de prensa.

El congreso fue presentado por el cardenal Gianfranco Ravasi, presidente del dicasterio organizador, acompañado del padre Tomasz Trafny, responsable del departamento científico del mismo dicasterio, de Tommy G. Thompson, exministro de Salud de Estados Unidos y Dra. Robin L. Smith, administradora delegada de NeoStem y presidenta de la fundación Stem for Life.

La terapia con células madre adultas ha dado ya resultados. Éticamente, esta terapia es satisfactoria, porque no lleva a la destrucción de la vida humana, como en el caso de la terapia con células estaminales embrionarias.

Las células madre embrionarias –que suponen la destrucción del embrión humano- presentan, junto a la objeción ética, el riesgo médico de desarrollar cánceres y por tanto no han sido utilizadas para curar a pacientes, dada su peligrosidad, subrayó la  Dra Smith.

En la rueda de prensa, Sharon Porter señaló que, a los 38 años, cuando era una joven madre plena de salud, le afectó una esclerodermia sistémica, una enfermedad autoinmune devastadora, que afecta a los pulmones, la piel… Sus manos empezaron a contraerse y presentar úlceras. La enfermedad afectó poco a poco a su movilidad y su calidad de vida. Sus pulmones desarrollaron hipertensión y fibrosis. Los tratamientos clásicos sólo combatían los síntomas, ralentizando la progresión de la enfermedad, pero sin tratar la causa.

Como la enfermedad progresaba, Sharon Porter recurrió al profesor Richard Burt y al departamento de Inmunoterapia del Hospital Noroccidental de Chicago, Estados Unidos. La terapia consistió en reconstruir la parte deficiente de su sistema inmunitario, y tratar la enfermedad y no sólo sus síntomas. Recibió un tratamiento de transplante “no mielo ablativo”  de células madre, usando sus propias células estaminales.

La mejoría, atestiguó, fue repentina: superó las complicaciones y no experimentó ninguna otra recaída. Su movilidad mejoró, su piel recuperó elasticidad y su tensión arterial volvió a los niveles normales. Dejó la medicación inmunosupresora y los esteroides y pudo reanudar su trabajo de enfermera a plena dedicación y una vida familiar serena. Sólo le quedan hoy algunas secuelas de la esclerodermia. Está convencida de que su restablecimiento notable se debe a la eficacia de la terapia celular a base de células madre adultas, que no trata sólo los síntomas sino, por primera vez,  la causa misma de la enfermedad: sin por tanto suprimir una vida humana naciente”, subrayó la señora Thompson.

La señora Smith dio otro ejemplo. El de una estudiante, Bethany Pappalardo, afectada de esclerosis en placas desde los 18 años, y que se sentía bajo la amenaza de una crisis fatal. Un día, sintió que sus piernas ya no la sostenían. Empezó a ponerse inyecciones pero también perdió el pelo. Entró en contacto con un equipo de terapia celular que trabaja con células madre adultas, el del doctor Richard Burt ya citado. Desde el transplante de células, hace cinco años, no ha tenido crisis y su cuerpo “funciona normalmente”: las células madre adultas han “reparado” su sistema inmunitario.  También le han dado fortaleza para sanar.

El doctor Richard Burt, que ha tratado a estas dos personas participará en el congreso en el Vaticano para dar a conocer el progreso de esta terapia celular para curar a los enfermos autoinmunes.

La Dra. Smith recordó también, en su intervención, la curación de Stephen Sprague, afectado a los 14 años por una leucemia mieloide crónica. Llegó con una esperanza de vida de tres a seis meses. Los médicos se habían desinteresado de su caso, cuando el doctor Andrew Pecora y el doctor Robert Preti tuvieron la autorización para someterle a una terapia celular a partir de células de cordón umbilical. Sufrió también una quimioterapia. Su sistema inmunitario se reconstruyó. Hoy, estos médicos y Stephen Sprague atestiguan este progreso de la terapia celular a partir de células estaminales adultas. La Dra. Smith subrayó los “grandes progresos” de esta terapia en los últimos diez años y señaló que dentro de poco se podrán “reconstruir tejidos dañados y reparar órganos como el corazón”. Las tecnologías se desarrollan y permiten ya tratar a pacientes entre seis y diez días después de un ataque cardíaco para impedir el deterioro de la función cardíaca que lleva a una muerte prematura.

En junio último, la Dra. Smith había recordado otra curación, la de Bernie van Zyl –muerto en noviembre de 2009--, que se había restablecido completamente y se sentía “más joven que antes”. Escribió el libro How Adult Stem Cells Saved My Life, y dejó un legado para financiar el conocimiento de esta terapia celular adulta.

Un paso importante, dado que la terapia celular embrionaria , que implica la destrucción de embriones humanos, todavía no ha desembocado en terapias, hizo notar la señora Smith. Habla de “milagros” pero sin el “dilema ético” que suscita la destrucción de embriones humanos.

 

Por Anita S. Bourdin

LA VIDA HUMANA EN EL FALLO DE LA CORTE SUPREMA

DECLARACIÓN

Universidad Católica de Cuyo

FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS SOCIALES

INSTITUTO DE BIOÉTICA

ESCUELA DE CULTURA RELIGIOSA Y PASTORAL

 

La Corte Suprema de Justicia de la Nación en el caso “A.F. s/medida autosatisfactiva”, resolvió recientemente en fallo por unanimidad, que los abortos practicados en mujeres violadas no son punibles.

Sentimos la obligación de señalar a la comunidad, las serias observaciones que merece este fallo:

1. El fallo produce un hecho político no jurídico:El recurso extraordinario debió haber sido declarado abstracto, ya que el aborto que pretendía impedir el Asesor General Subrogante de Chubut  (en representación del no nacido) ya había sido consumado. La impronta política del fallo queda en evidencia  cuando se arroga potestad de promover protocolos y procedimientos para garantizar que el aborto se realice de una manera “rápida, accesible y segura”, instando  a las autoridades nacionales, provinciales y municipales que tomen medidas en ese sentido.

 

2.  Deteriora la lógica del sistema de derechos humanos:Sí bien reconoce que el niño por nacer es una persona desde la concepción (considerandos 9 a 13), sostiene sin embargo que  el derecho del niño cede frente al derecho de la madre a decidir sobre la continuidad del embarazo. La solución del fallo al privilegiar el derecho de la madre a abortar, altera gravemente la lógica de los derechos humanos, porque la vida es presupuesto de la libertad.

 

3.  Es agraviante para la mujer: La única respuesta del fallo al drama de la violación, una de las máximas expresiones de violencia de género, es autorizar el aborto sin otro requisito que llenar una declaración jurada que dará por acreditada la violación.

 

4.  Por caminos de impunidad:Cuando la Corte aconseja en el fallo no judicializar la cuestión y tener por acreditada la violación con una simple declaración jurada de la madre, queda entendido que el violador quedará  libre para seguir cometiendo estos delitos.

 

5. Hará incurrir a la Argentina en incumplimiento de obligaciones asumidas: El considerando 12 del fallo expresa la necesidad de adecuarse a los pedidos del Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas en el sentido de  permitir el aborto para el caso de mujeres violadas.  Al respecto cabe recordar que la Argentina, país signatario de la Convención sobre los Derechos del Niño, asumió el compromiso de garantizar la supervivencia del  mismo (art. 6º apartado 2), entendiendo por tal a todo ser humano desde la concepción hasta los 18 años de edad  (art. 1º Ley 23.849). Siendo la vida soporte del ejercicio de los demás derechos humanos, la interpretación amplia que hace la Corte sobre el art. 86 inc. 2 del Código Penal, se torna arbitraria e inconstitucional.  Las recomendaciones que pueda hacer el citado Comité de Derechos Humanos  no autoriza al país a desconocer la obligación positiva  de proteger, en general, la vida desde la concepción, tal como se comprometió al otorgar jerarquía constitucional a la Convención Americana de Derechos Humanos (art. 4º inc. 1).

 

6. Comparación improcedente con jurisprudencia norteamericana: El fallo invoca la jurisprudencia de la Suprema Corte de los Estados Unidos en el caso de “Roe v. Wade” (410 U.S. 113- 1973), como criterio a seguir para la solución de casos en el futuro (considerando 5). Sin embargo Estados Unidos no es parte de la Convención Americana de Derechos Humanos, por la que se otorga protección jurídica a la vida del concebido no nacido, por lo cual la comparación con la situación legal de la Argentina, es improcedente.

 

Dr. Javier Vera Frassinelli Decano

Pbro. José Juan García Director

Dra. Miryan  Andújar de Zamora Investigadora

 

CAMPUS DE LA UNIVERSIDAD

Buscador de contenidos

Traducir esta página

¿Quién está en línea?

Hay 24 invitados y ningún miembro en línea

Estadísticas

Visitas del artículo
2213419